El gobernador Alfredo Cornejo participaba este martes de la conmemoración del 23º aniversario del atentado a la AMIA que se realizaba en el salón Luis Quesada, ubicado en la Casa de Gobierno. Pero tras el discurso de un joven judío criticando la no aplicación de la Ley 7415, que determina espacios de reflexión en los establecimientos educativos de toda la Provincia sobre el respeto a los derechos humanos, la tolerancia y el valor de la vida, el mandatario decidió retirarse y detrás suyo lo hizo el resto de funcionarios presentes.

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

Según Boverman, el mandatario radical le había prometido que, durante su gestión, esta norma iba a tener actualidad, lo que hasta el momento no ha sucedido. “En este nuevo aniversario volvemos a reclamar por un Estado provincial comprometido en mantener una memoria activa”, dijo el joven.

Estaba previsto que en el acto hablarían, además de Boverman y el rabino Fabián Zaidemberg por la comunidad judía y Cornejo. Pero las palabras de Boverman disgustaron al Gobernador, quien comunicó que no daría su discurso y se retiró del lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here