La escalada comenzó el martes, cuando fuerzas norcoreanas dispararon con artillería contra la isla surcoreana de Yeonpyeong, en la disputada frontera en el mar Amarillo. El ataque dejó dos soldados y dos civiles muertos y varios heridos.

Un día más tarde, Estados Unidos y Corea del Sur anunciaron que el domingo iniciarán cuatro días de maniobras militares conjuntas en la zona, como forma de disuasión frente a Pyongyang.

Ante el inicio de otro gran ejercicio militar en julio pasado, Corea del Norte había amenazado ya entonces con lanzar una ”guerra santa” y utilizar armas atómicas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here