El actual gobernador, con el entrante toman las riendas de la transición, y dialogan sobre el endeudamiento y el agente financiero.

Mientras se inauguraba un nuevo edificio para el Poder Judicial en Godoy Cruz, los gobernadores se pusieron de acuerdo en los temas a discutir, entre ellos volver a endeudar a Mendoza.

Alfredo Cornejo resaltó la necesidad de tomar una deuda para financiar el Estado. “Nosotros venimos conversando como es lógico que lo hagamos entre el gobierno que está terminando su mandato y el que va a comenzar en diciembre. Es lógico que tengamos conversaciones. No hemos todavía llegado a un acuerdo, pero seguimos dialogando. Ese acuerdo que buscamos se traduce en una ley o un par de leyes que permitan que el gobernador saliente tenga instrumentos para los gastos generales del Estado y el gobernador entrante pueda empezar con la mejor perspectiva”.

“El Gobierno prefiere una ley general de transición. Cuando tengamos avances vamos a dar una conferencia de prensa conjunta como corresponde a un hecho de trascendencia institucional como es cómo termina el gobierno, con qué instrumentos legales y financieros, y cómo empieza el nuevo. Los 2 creemos que el déficit del Estado debe cubrirse con financiamiento externo al Estado. El Estado tiene un déficit estructural de que gasta más de lo que recauda y ese es un problema de este gobierno, pero lo va a traspasar a otro, por eso tenemos que buscar un financiamiento de largo plazo”, añadió Cornejo.

Sobre el agente financiero de la provincia Cornejo calificó al Banco Nación como “el plan A”, pero pidió cambios en el contrato. “El segundo tema que estamos dialogando es la renegociación conjunta con el Banco Nación. El gobernador Pérez está coordinando una reunión conjunta el gobierno entrante, el saliente y las autoridades del banco. El plan A del gobernador saliente y el entrante es que el Agente Financiero siga siendo el Banco Nación, pero bajo otras condiciones en el contrato y con una financiación de mediano y largo plazo que nos permita salir de la urgencia y no gastar tanto el costo financiero”, manifestó el próximo gobernador de Mendoza.

Paco Pérez, también ratificó el buen diálogo con Cornejo y sentenció: “Desde el año 1983 a la fecha ningún gobernador saliente con el entrante han tenido la posibilidad de diálogo político para realizar un diagnóstico y fortalecer la institucionalidad. Nunca se cortó la transición, desde el día después de las elecciones venimos trabajando, porque no hay una ley o dos leyes, son muchos temas a dialogar”.

En sus palabras, Pérez habló sobre la Coparticipación Federal y aseguró que Mendoza se ve notablemente perjudicada con respecto al resto de los Estados provinciales. “La coparticipación perjudica a 2 grandes centros urbanos, como son la provincia de Buenos Aires y la provincia de Mendoza. Tiene que haber una re discusión y sino algún tipo de compensación mejora. Tenemos la mitad de la coparticipación de San Luis o Mendoza y tienen tres veces menos habitantes de Mendoza, ahí radica el problema estructural de los ingresos de la provincia históricamente”, estimó.

“Vamos a intentar llegar a un acuerdo político que se refleje en algún proyecto legislativo. Sería una norma que permita blanquear desde la amortización de la deuda hasta los créditos que tomó la provincia en estos 3 años. No tenemos cifras, por eso hay que ser muy prudentes y respetuosos de este trabajo que se viene haciendo”, dijo Pérez, en coincidencia con las palabras de Cornejo.

Cuando Pérez y Cornejo hablan sobre una “ley en conjunto” se refieren a que para endeudarse a largo plazo es necesaria la ratificación de la Legislatura. La UCR pretende que se sancione un presupuesto 2015 con esos datos incluidos, pero el oficialismo no quiere modificar la reconducción presupuestaria 2014 y buscará que esto se realice por una ley individual. ¿De qué depende el acuerdo? De que las partes terminen de ponerse de acuerdo en los números de la deuda provincia.

Fuente: SA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here