Conflicto docente: Macri, muy duro contra los gremios con fuertes acusaciones

El mandatario los acusó de radicalizarse, de dar un mal ejemplo a los alumnos, de violar las normas y de hacer un paro nacional que la gente rechaza

El presidente Mauricio Macri redobló su arremetida contra los sindicatos docentes y demostró que el Gobierno irá a fondo en la pelea contra sus dirigentes.

El mandatario los acusó de radicalizarse, de dar un mal ejemplo a los alumnos, de violar las normas y de hacer un paro nacional que la gente rechaza.

“La pelea será a fondo. La gente quiere que se cumpla la ley y que no se perjudique a los chicos, que tienen que estar en clase. La provincia multará a los sindicatos más combativos y mejorará la propuesta la semana próxima”, confió una fuente oficial.

En su primera reacción luego de los violentos incidentes del domingo, Macri aseguró que “los gremios docentes, en vez de dar el ejemplo y cumplir las normas, violan las normas y, como reacción a que las violaron, hacen un día de paro”.

“Eso es lo que no queremos más, y lo estamos expresando con claridad. Tenemos gremios docentes que, en vez de reconocer el mal resultado de los informes sobre educación, hacer autocrítica y sentarse en una mesa, radicalizan la defensa de lo que han hecho”, fustigó.

Por la noche Macri complementó su mensaje con una frase de agradecimiento a docentes que no hicieron paro y dieron clase.

El Presidente agudizó el conflicto durante un acto con microemprendedores en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Condenó así la huelga de ayer de los cinco sindicatos docentes nacionales y el intento el domingo último de montar en el Congreso una carpa docente sin autorización del gobierno porteño y levantada por la Policía de la Ciudad, lo que motivó la medida de fuerza.

Los gremios docentes y el kirchnerismo denunciaron una “represión” a los sindicalistas.

Mientras Macri hablaba en el CCK, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recusó a la jueza laboral Dora Temis y apeló ante la Cámara su fallo del jueves último, que ordenaba a la cartera laboral convocar a una paritaria nacional docente en el plazo de cinco días.

La Casa Rosada pidió la nulidad de la medida y espera que la apelación tenga efecto suspensivo, que detenga la ejecución de la medida. El conflicto, sin embargo, podría escalar hasta la Corte Suprema.

Por otro lado, los sindicatos docentes le pidieron al gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta un permiso formal para instalar la “escuela itinerante” hasta el 19 del mes actual y fueron autorizados, lo que ayudó a descomprimir la tensión.

Según indica el diario La Nación, en la Casa Rosada trascendió que el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal tiene casi decidido quitarles la personería jurídica y fijar una multa de 300 millones de pesos a los sindicatos provinciales Suteba, que dirige Roberto Baradel; Sadop, y UDA, por desobediencia al no acatar la conciliación obligatoria.

Deja un comentario