Ricardo Jaime fue acusado del intento de sustracción de pruebas durante un allanamiento a la vivienda de su hija, el 7 de junio de 2010, en Villa Carlos Paz, adonde se había ido a vivir después de su divorcio.

Esas tarjetas personales formaban parte de las pruebas recabadas en una investigación por enriquecimiento ilícito que se le tramita en Buenos Aires.

LEÉR MÁS  En un clima tenso, Cambiemos buscará convertir en ley la reforma previsional

Para este ilícito, el Código Penal prevé una pena mínima de 15 días y una máxima de dos años y ocho meses y si el imputado no tiene condena previa es excarcelable.

La fiscalía había pedido un año de condena en suspenso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here