De Mendiguren termina en abril su segundo mandato al frente de la UIA, luego de haberla presidido durante la crisis de 2001 –antes de sumarse al gabinete de Eduardo Duhalde– y en el actual período. Su lista interna, Industriales, accedió al poder luego de la minicrisis que disparó en febrero del año pasado la renuncia de su antecesor, el fabricante de plásticos Héctor Méndez, nucleado en la opositora Celeste y Blanca.
Aunque el final del mandato actual aún luce lejano, las conversaciones entre las dos listas suelen iniciarse hacia esta fecha, antes de la conferencia anual con que la UIA cierra su año y que esta vez será el 27 y 28 de noviembre en Los Cardales. En años pasados, durante lapsos de crisis nacional o de tensión interna, las negociaciones llegaron a continuar en enero en Punta del Este, por donde invariablemente pasan los jerarcas de la entidad. Pero para la sucesión de De Mendiguren, el pacto de alternancia podría ser dejado de lado y la sucesión, resuelta en las próximas semanas.
En Industriales dan por hecho que el Vasco seguirá. ”Ellos no tienen a nadie. ¿A quién van a poner? ¿A alguien de Ledesma, que tiene que ir a Tribunales por los juicios de lesa humanidad? ¿A (el presidente de Fiat Auto, Cristiano) Rattazzi, para que se pelee con el Gobierno a los dos minutos y nos cambien por la CAME?”, chicaneó uno de los miembros del comité ejecutivo más convencidos de la ”rerre” del ex dueño de Coniglio. La alusión a Ledesma es por Federico Nicholson, su portavoz.
Del otro lado, también escudado en el off the record, otro miembro de la cúpula fabril disparó: ”No va a haber ‘rerre’. Hay un acuerdo entre las listas. Nosotros estamos dispuestos a una prórroga del mandato del Vasco por un año, para terminar las tareas pendientes y porque estamos trabajando codo a codo, pero van a tener que venir a negociar porque el cargo es nuestro”.
En los escarceos previos, los candidatos que levanta la Celeste y Blanca son dos: el gráfico Juan Carlos Sacco, actual vice y ex secretario de la entidad, y el aceitero Miguel Acevedo, actual secretario y presidente durante los primeros meses del año pasado, tras la sorpresiva renuncia de Méndez.
Para conocer el desenlace de la puja falta ver cómo mueve Techint, el gran elector en toda decisión de la UIA y uno de los principales financistas de sus actividades. La ”T”, como la llaman en la sede de Avenida de Mayo, está formalmente en Industriales mediante el gerente corporativo del holding, Luis Betnaza. Pero el Gobierno mide sus movimientos con desconfianza por la relación entre el CEO de Techint, Paolo Rocca, y el del Grupo Clarín, Héctor Magnetto. Ambos son miembros fundadores de otro lobby patronal, la Asociación Empresaria Argentina (AEA), con la cual la UIA también disputa protagonismo en el establishment.

LEÉR MÁS  Dujovne ya le puso techo a la paritaria 2018: "debería ser 16,6%"

Lorenzino repasó los temas que preocupan a empresarios
El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, visitó ayer la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA) donde mantuvo una reunión de trabajo con los miembros del comité ejecutivo de la entidad, encabezado por su presidente José Ignacio de Mendiguren.
El encuentro -que se extendió por espacio de dos horas- se desarrolló en el edificio de Avenida de Mayo 1147 y participantes del mismo calificaron el evento como ”una buena y positiva reunión de trabajo donde se repasaron los temas que preocupan a los distintos sectores”.
”El ministro siempre tiene presentes nuestros planteos, por eso se fue viendo la evolución de los sectores, cómo se están resolviendo distintos inconvenientes y las formas en que se puede continuar en cada uno de ellos”, dijo la fuente del sector fabril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here