Si bien Sergio Massa trató de liderar una especie de neutralidad con guiño a Cambiemos, de cara al balotaje, su tropa se fue recostando claramente hacia la postulación de Daniel Scioli.

El ex candidato a gobernador por el massismo, Felipe Solá, se mostró recientemente con dirigentes sciolistas, pidió por la “unidad” del peronismo y dijo que Mauricio Macri aún debe contestar sobre lo que hará con el ajuste. Por si quedaran dudas, advirtió que no votará en blanco.

Por su parte, Roberto Lavagna afirmó que ”desde la alianza PRO esconden a sus economistas y cuando no lo hacen reproducen lo que decía Domingo Cavallo, falta que digan que hay provincias inviables”.

Si bien el ex ministro de economía y dirigente massista se distanció del gobierno, se mostró muy crítico respecto a un posible gobierno de Macri. ”Es imposible sacar de un día para el otro el cepo si no es por una devaluación”, dijo Lavagna.

LEÉR MÁS  Macri, a empresarios rusos: "No hay país en el mundo con mayor crecimiento que Argentina"

Otro de los cuadros del massismo, Alberto Fernández, también se mostró crítico sobre Scioli, pero mucho más aún sobre una posible presidencia de Macri. ”Soy peronista, y ningún peronista puede confiar en lo que Macri plantea”, afirmó Fernández.

Los diputados Alberto Roberti y Mónica López, massistas hasta hace pocas semanas ambos, directamente se pasaron al FpV. Mismo recorrido que hizo Francisco de Narváez. El diputado y titular del sindicato de peajes, Facundo Moyano, también se mostró contrario a una gestión de Macri.

LEÉR MÁS  Lázaro Báez denunció que le usurparon tres casas en Pinamar

Por su parte, el diputado nacional y uno de los referentes en materia económica del Frente Renovador, José Ignacio De Mendiguren, reclamó que los candidatos presidenciales que competirán en el balotaje del próximo domingo digan “con claridad qué quieren hacer y con quiénes quieren trabajar”.

El ex titular de la Unión Industrial Argentina señaló durante una entrevista en Rario América que es trascendente conocer cuáles serán los gabinetes que pondrían en funciones Daniel Scioli (FpV) y Mauricio Macri (PRO) en sus eventuales gobiernos, algo que el candidato oficialista ya dejó trascender y el candidato opositor mantiene en reserva.

“Deben decir con claridad qué quieren hacer y con quiénes quieren trabajar”, enfatizó De Mendiguren, que luego aclaró: “No somos dueños de los 5 millones y medio de votos (que votaron a Sergio Massa), pero los candidatos que pretendan los votos van a tener que ser muy claros en la propuestas como lo fuimos nosotros, sino la gente que nos acompaño no nos hubiera votado y los hubiera votado a ellos”.

LEÉR MÁS  El Gobierno no mejorará la oferta de aumento para el SUTE

En ese contexto, Massa quedó plantado como uno de los únicos dirigentes del Frente Renovador que se ubica más cerca de Macri que de Scioli. Es que el cálculo del tigrense es posicionarse como el principal referente de la oposición y del peronismo ante una eventural presidencia de la derecha macrista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here