Un hospital de Alta Complejidad, 4,7 millones de vacunas contra la gripe, 188 tomógrafos, 41 escuelas primarias, 1.500 viviendas o 28.800 patrulleros, son algunos de los destinos que podrían tener esos 330 millones de pesos que, recurso cautelar mediante, La Nación se niega a pagar.

Esa cifra, por ejemplo, es exactamente la inversión realizada en la ciudad pampeana de Santa Rosa para la construcción de un hospital de Alta Complejidad, de aproximadamente 26.000 metros cuadrados, con dos plantas que albergan 180 camas y diversos servicios como terapia intensiva para niños y adultos, terapia intermedia, consultorios externos y seis quirófanos.

Por algo menos que lo adeudado, unos 250 millones de pesos, se construye en la localidad chaqueña de Roque Sáenz Peña, un hospital pediátrico modelo para la región, como será el 4 de Junio-Ramón Carrillo, de 22.000 metros cuadrados, distribuido en dos plantas, capacidad de internación de 300 camas, cinco quirófanos, tres salas de parto y dos quirófanos obstétricos, entre otros servicios.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

En materia de salud, el dinero adeudado por La Nación podría emplearse para comprar 4,7 millones de dosis de la vacuna contra la gripe (viraflu), que previene contra la influenza A (H1N1), la influenza A (H3N2) y la influenza B, y su precio es de aproximadamente 70 pesos en el mercado.

Otra importante vacuna que está dentro del Calendario Nacional, es la que previene contra el neumococo, fundamental para los bebés, y cotizada en 500 pesos la dosis.

Del mismo modo, podría emplearse ese dinero para comprar dosis de la vacuna contra el virus de papiloma humano (HPV), que previene ciertos tipos de cáncer de cuello uterino, y cotiza en 450 pesos.

Con los 330 millones que deben se podrían adquirir dosis para beneficiar a 660 mil bebés del país o para vacunar a 734 mil niñas de 11 a 13 años.
Si la comparación se hace en materia de equipamiento, y tomando en cuenta que el Ministerio de Desarrollo destinó este año 1,75 millones a la compra de un tomógrafo de 16 cortes para el hospital público de la localidad bonaerense de Escobar, con lo que La Nación le debe al Estado nacional podrían equiparse de la misma forma 188 centros de salud.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

En cuestión de educación, los 330 millones de pesos alcanzarían para ofrecer netbooks del Programa Conectar Igualdad, a 253.846 niños de todo el país.

En materia edilicia, se podrían construir 165 jardines maternales, tan necesarios para las madres que trabajan y necesitan dejar a sus niños al cuidado de una de estas instituciones educativas, cuya edificación demanda unos 2 millones de pesos.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

En el caso de la educación primaria, y teniendo en cuenta que el costo aproximado de un edificio con capacidad para unos 350 alumnos, con dos divisiones por grado, equipamiento de informática, comedor, cocina y playón deportivo, es de unos 8 millones, se podrían levantar 41 escuelas.

Siguiendo con el rubro construcción, pero en este caso de viviendas sociales, cuyo costo promedio ronda los 220.000 pesos, el dinero que La Nación le adeuda al Estado nacional permitiría hallar soluciones habitacionales para 1.500 familias argentinas.

En cuanto a la seguridad, con esos 330 millones de pesos se podrían adquirir 28.779 patrulleros para la Policía, tomando como ejemplo la entrega que la provincia de Chaco hizo en octubre último, de 100 unidades, para lo cual destinó una inversión de 11.146.660.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here