Con gran adhesión se viene el segundo “Apagón de consumo” 14 F

La idea que se ha profundizando entre los consumidores es luchar hasta que los empresarios retrotraigan los precios a los del año pasado. Se está planteando en la redes sociales hacer efectiva esta idea de no comprar lo viernes.En la última semana los grandes supermercadistas salieron a reforzar su publicidad en los grandes diarios nacionales y provinciales para que los mismos no realicen ninguna cobertura de esta movida de los consumidores, lo que significará mucho esfuerzo de parte de estos últimos para profundizar esta idea.

La proclama que aparece en las redes sociales es la siguiente:

”No hay razón funcional o moral para que una cadena de supermercados tenga un sólo artículo en venta a un precio mayor en una zona que en otra dentro del mismo distrito de distribución. No hay motivo para que los precios suban, ninguno. No hay razón para que nos engañen con descuentos ficticios y trucos de ”fórmulas fortificadas” o ”envases ecológicos reciclables”. Nadie necesita fortificación alguna y casi todo material es reciclable si lo separamos y entregamos limpio. Quien nos ofrece ”2×1” o ”20, 30, 40% de descuento” o regalos similares es porque simplemente nos está cobrando un sobreprecio enorme.

La ganancia razonable de cualquier empresa o comerciante, compatible con una vida en comunidad, jamás permite un descuento de esa naturaleza. Quien gana por encima del cincuenta por ciento está robándole a la sociedad en la mayoría de los casos. Quienes vienen subiendo los precios desde hace años por encima de todo acuerdo, de toda paritaria, de toda variación de costos, están dañando nuestra economía y poniendo en riesgo de colapso todo el esfuerzo que hemos hecho para salir de la peor crisis de nuestra historia. No hay motivo que justifique esa conducta más que el puro egoísmo destructivo.

Si no comprendemos eso y continuamos atacando al Estado que intenta protegernos con medidas de control de precios, atribuyéndole absurdamente culpas que no tiene, y nos entregamos pasivos a la rapiña de los codiciosos, entonces nos sumamos a su traición.

Los pueblos deben merecer su éxito. Si no lo hacen, entonces merecen el fracaso y la esclavitud”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here