Compromiso con el FMI: Habrá baja de subsidios y menos empleados públicos

Los compromisos que asumió el Gobierno ante el FMI incluyen cambios en las jubilaciones, según la “Carta de Intención” enviada al organismo

Una drástica baja de subsidios durante los próximos dos años, la “racionalización” del empleo público, menos obras de infraestructura y posibles modificaciones en el sistema jubilatorio, son algunos de los puntos clave de la “Carta de Intención” que el Gobierno envió al FMI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó hoy que recibió la carta de intención y memorándum de políticas económicas remitida por el Gobierno argentino donde solicita formalmente un acuerdo stand-by de 50.000 millones de dólares, que será aprobado por el directorio del organismo multilateral el miércoles 20 de junio.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dio a conocer la recepción del documento que incluye, entre otras acciones, que del monto inicial de desembolso de 15.000 millones de dólares, la mitad pueda ser utilizada para apoyo presupuestario a través de un programa de venta de divisas con subastas que realizará el Banco Central a solicitud del Tesoro.

Tras esta instancia formal, el Directorio del FMI otorgará la aprobación final al acuerdo en la reunión prevista para el próximo miércoles, tras lo cual se efectivizará el primer desembolso equivalente a un tercio del monto total previsto.

Las autoridades del Palacio de Hacienda informaron esta tarde que la Carta de Intención elevada al FMI será difundida mañana.

“El gobierno del presidente (Mauricio) Macri hoy nos proporcionó los detalles de su plan económico y su solicitud formal de apoyo del FMI para este esfuerzo fuerte y ambicioso a través de su Carta de Intención y Memorándum de Políticas Económicas”, señaló Lagarde a través de un comunicado de prensa.

Las expresiones de respaldo de la jefa del FMI al acuerdo con la Argentina ya se habían dado a conocer el sábado cuando Lagarde se reunió con el presidente Macri durante la Cumbre del G-7 en Canadá.
“El plan que sustenta la asistencia financiera del FMI está concebido e instrumentado por el gobierno argentino, y pretende fortalecer la economía en beneficio de todos los argentinos”, afirmó Lagarde hoy desde Washington.

En ese sentido, planteó que “los objetivos económicos son significativos y existe una articulación completa de las políticas subyacentes que ayudarán al gobierno a alcanzar sus objetivos. Instituye objetivos fiscales ambiciosos a mediano plazo para el gobierno federal y establece metas de inflación realistas que regirán la conducción de la política monetaria”.

De acuerdo a los detalles anunciados por Dujovne junto al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, el programa de 36 meses implica una reducción del déficit fiscal al 2,7% durante este año, del 1,3% para el año próximo, equilibrio primario para el 2020, y superávit de 0,5% en el 2021.

En lo que respecta a las metas de inflación, el Gobierno se comprometió a cerrar el año próximo en torno al 17%, del 13 % en el 2020 y del 9% en el 2021, mientras que para 2018 el gobierno decidió “no tener metas” sobre la evolución de los precios dado el desvío en el primer tramo del año.

El Ministerio de Finanzas anunció hoy que se venderán 7.500 millones de dólares, provenientes del acuerdo con el Fondo para apoyo presupuestario a través de un mecanismo de subastas realizadas por el Banco Central.

La operatoria, indicó, “consistirá en ventas diarias, preanunciadas, que se ejecutarán a través de un mecanismo de subastas realizadas por el Banco Central a solicitud del Tesoro”.

A los 50.000 millones de dólares que se descarta aprobará el Directorio del Fondo, se les agregarán otros 5.600 millones de dólares que serán aportados por el Banco Mundial, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo.

En ese sentido, Lagarde también expresó hoy que estos objetivos “ayudarán a reforzar la confianza del mercado y abordar una gama de vulnerabilidades de larga data. Además, el plan también incluye nuevos pasos para reforzar el marco institucional de Argentina”.

“Por ejemplo, tiene medidas para mejorar el proceso presupuestario a mediano plazo y garantizar la independencia del Banco Central”, dijo la directiva del organismo al aseverar que “es importante destacar que también interrumpe la práctica de proporcionar al Banco Central el financiamiento del déficit fiscal, un paso crítico en el establecimiento de un Banco Central independiente”.

La directora del FMI manifestó su respaldo al “énfasis puesto por el equipo económico del presidente Macri en apoyar a los más vulnerables de la sociedad”, lo que se logra con “compromisos concretos para preservar el nivel actual de gasto social y mayores recursos para los programas de asistencia”.

En el mismo sentido, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, destacó la importancia del acuerdo en una conversación telefónica con el ministro Dujovne, en la que valoró el camino elegido por el gobierno argentino para lograr la convergencia fiscal.

Según la cartera económica, Dujovne agradeció el apoyo recibido por parte de las autoridades estadounidenses por la exitosa y rápida conclusión del acuerdo entre Argentina y el FMI y reconoció el importante apoyo internacional que recibió el gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here