Infobae realizó una visita a la mina para brindar un informe de tallado de la manera de trabajar. En el período 2011 sus exportaciones ascendieron a un total de 1.523 millones de dólares, de los cuales la compañía logró una rentabilidad cercana al 20 por ciento.

El grupo Xstrata Cooper, el cuarto productor mundial de cobre, es el principal responsable del proyecto y su participación accionaria asciende al 50 por ciento, mientras que las empresas canadienses Goldcorp y Yamana Gold cuentan con el 37,5 por ciento y el 12,5 por ciento restante, respectivamente.

Infobae.com tuvo la oportunidad de conocer por dentro el proceso de extracción del mineral (ver galería de imágenes relacionada) y el de su posterior traslado hacia la provincia de Tucumán, donde se realizan los últimos tratamientos para lograr el producto concentrado que finalmente se vende al exterior  como materia prima.

Anualmente, la minera produce 600.000 toneladas del denominado producto concentrado que contiene 150.000 toneladas de cobre y 450.000 onzas troy de oro, que se obtienen a través de un proceso físico gravitacional.

Llegar a La Alumbrera demanda poco más de 6 horas de viaje desde el aeropuerto de San Miguel de Tucumán. Más allá, por los zigzagueantes caminos que cruzan maravillas de la naturaleza como Tafí del Valle, avanzando por la Ruta 40 se accede al yacimiento que se ubica entre los departamentos de Belén, Andalgalá y Santa María, a unos 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar.

La Alumbrera tiene actividad permanentemente: sus más de 2.200 empleados trabajan día y noche, divididos en turnos de 12 horas dentro de un régimen de siete días laborables y otros siete de descanso.

LEÉR MÁS  El gobierno profundizará el ajuste con estas tres medidas

Extracción del mineral

Los mineros acceden a los minerales a través de explosiones selectivas que se realizan en el yacimiento. El pozo que se inició en 1997 actualmente tiene una dimensión de 1.700 metros de diámetro y casi 500 metros de profundidad.

Las explosiones se realizan tres veces por semana, en promedio, y luego una flota de 42 camiones Caterpillar, que poseen una capacidad de carga de 240 toneladas, transportan la roca hacia una zona de acopio, cerca de la Planta Concentradora donde se desarrolla el proceso para separar el cobre y el oro del resto de los minerales.

La explotación del yacimiento se podrá extender hasta 2017, pero desde la compañía ya analizan el potencial de otra reserva de cobre y oro en Agua Rica, también en la provincia de Catamarca. Según indicaron los directivos de la empresa, de iniciarse esa operación se mantendría la plantilla de trabajadores que actualmente se desempeña en La Alumbrera.

Selección del cobre y del oro

Las rocas que se extrajeron de la montaña se trasladan a través de cintas transportadoras desde la zona de acopio inicial hacia una serie de molinos que las tritura hasta convertirlas en polvo (de 100 micrones) para separar las partículas estériles de las que tienen mineral. En este proceso comienza a utilizarse agua que, según destacan en la empresa, un 75 por ciento es reciclada y el restante se toma de un acuífero subterráneo.

El polvo de roca se mezcla con agua y se vierte en una serie de tanques en los que se desarrolla un proceso de flotación para diferenciar el material concentrado con mayor cantidad de cobre y oro. Ese proceso se repite hasta lograr un 25 por ciento de cobre por tonelada. El resto de los minerales que no se utilizan se envía a un dique de colas, donde se dejan decantar los materiales sólidos y se acopia el agua que luego se reutilizará en el proceso previamente detallado.

LEÉR MÁS  Gregorio Dalbón calificó de "circo" los allanamientos en el edificio donde vive Cristina Fernández de Kirchner

El producto concentrado final se envía luego a una planta en San Miguel de Tucumán, mediante un mineralducto que recorre 320 kilómetros. Allí, se somete a un proceso final de filtrado, mediante el cual sólo se deja un 7 por ciento de humedad en el material.

Por último, los minerales se transportan en tren hasta el puerto ubicado en San Lorenzo, Santa Fe, donde se carga en los buques para su exportación.

En esa planta de Tucumán también se realiza un tratamiento de efluentes líquidos, donde el agua se pasa por diferentes filtros y se somete a procesos químicos con los que se busca garantizar su potabilización para cumplir con las normas medioambientales locales.

La Alumbrera resalta que dicho proceso cuenta con la certificación ISO 9001, que demuestra la confiabilidad de los resultados del tratamiento de potabilización y que los mismos responden a los parámetros que establecieron las autoridades competentes a nivel provincial y nacional.

Además de los controles ambientales que realiza el área de medio ambiente de La Alumbrera, también están los de laboratorios y consultoras externas, los de la Dirección de Minería de Tucumán y la Secretaría de Minería de Catamarca, que debe monitorear trimestralmente la calidad del agua expuesta al proceso que realiza esa minera.

LEÉR MÁS  El gobierno quitará el fondo solidario de la soja lo que significa menos dinero para Mendoza

”A pesar de que mucha gente habla de incumplimientos ambientales de Alumbrera, hasta ahora no ha habido ningún análisis ni ninguna demostración que determine que se haya incumplido”, aseguró Julián Rooney, vicepresidente de Xsantra Cooper.

Ronney llegó a tildar de ”fábula” a las denuncias de las entidades ambientalistas que cuestionan el proceso de explotación que lleva adelante La Alumbrera.

Hace nueve días la Policía de la provincia de Catamarca detuvo a un grupo de asambleístas que realizaba cortes de ruta contra La Alumbrera. En el operativo, cerca de la ciudad de Fiambalá, se produjeron incidentes y tres de los manifestantes fueron apresados por bloquear el ingreso de camiones con insumos para la minera.

Las principales críticas apuntan a la disminución de cuencas hídricas, la depresión de acuíferos, la reducción del caudal de los ríos, las alteraciones en la calidad del agua y el aire, la destrucción de hábitats y la afectación de la flora y la fauna.

Pese a los tratamientos que realiza La Alumbrera para potabilizar el agua que desecha, el destino final de la misma es el canal de desagüe provincial de Tucumán denominado DP2, tal como lo establecieron las autoridades provinciales, que está ubicado a 10 kilómetros de la planta y que termina en el dique frontal, en Santiago del Estero.

En dicho canal, el agua se mezcla con las descargas de varias de las industrias de la región, principalmente la de los ingenios azucareros, que todavía presentan serias irregularidades medioambientales por el desecho de vinaza que se genera durante la elaboración de etanol con la melaza de la caña de azúcar.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here