Desde el regreso a sus funciones el 18 de noviembre pasado, la presidente Cristina Fernández introdujo cuatro cambios en su Gabinete, aceptó la renuncia del secretario de Comercio Interior que depende del ministerio de Economía y Finanzas Públicas y cubrió la vacante que había quedado en la Sedronar tras la renuncia de Rafael Bielsa en marzo de este año.

La mandataria que debió guardar reposo desde el 8 de octubre cuando fue intervenida quirúrgicamente para drenarle un hematoma craneal subdural no pudo participar del último tramo de la campaña para las elecciones Legislativas que se celebraron el 27 de octubre pasado y que, aun cuando el kirchnerismo revalidó sus títulos como primera fuerza a nivel nacional, le significaron duras derrotas en los principales distritos electorales del país.

Conocida es la capacidad de reacción del kircherismo. En 2009 la derrota electoral en las Legislativas llevó a no pocos analistas políticos a vaticinar el comienzo del fin. Muy lejos de eso la mandataria logró la reelección dos años más tarde con un abrumador 54% de los votos.

Ya sin posibilidad de aspirar a un nuevo mandato, el objetivo de cara a 2015 pasa por sentar las bases que permitan brindar, de la mano de un nuevo nombre en la Casa Rosada, continuidad al proyecto inaugurado el 25 de mayo de 2003 por el ex presidente Néstor Kirchner.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

En ese camino la mandataria metió mano en el equipo de sus más próximos colaboradores. Como en 2009 cuando el entonces Jefe de Gabinete, Sergio Massa, dejó el cargo tras la derrota electoral, Juan Manuel Abal Medina dejó el cargo para abrir paso a alguien con un perfil más economicista, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

Con buena llegada al resto de los gobernadores alineados con el gobierno nacional así como también dentro del PJ en momento en que la ascendente figura de Massa amenaza con abrir una cuña de cara a la disputa en 2015, Capitanich parece prometer dar respuesta a dos temas claves para el gobierno nacional: la economía y garantizar la contención dentro del PJ.

El de Massa no fue el único alejamiento en 2009 tras la derrota en las urnas, también se fue Carlos Fernández, reemplazado al frente del ministerio de Economía por Amado Boudou y Julio Alak se hizo cargo de la cartera de Justicia cuando Aníbal Fernández reemplazó a Massa.

Ahora Axel Kicillof se hizo cargo del ministerio de Economía. La señal es inequívoca y el objetivo uno solo: avanzar en la profundización del modelo defendido desde la Casa Rosada. Su figura promete imprimirle más dinamismo a la gestión que encabezó Hernán Lorenzino, ahora designado al frente de la Unidad de Reestructuración de la Deuda.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

Aunque sin cargo ministerial, la decisión que más ruido generó fue el apartamiento del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quizás el funcionario más resistido del gobierno nacional. Su alejamiento fue celebrado por todo el arco opositor y bien recibido por los hombres de negocios.

La presidente también introdujo cambios en otro de los principales frentes de conflicto que mantiene desde 2008: la relación con ”el campo”. El ahora ex ministro de Agricultura Norberto Yauhar, de neto perfil político, dejó lugar a ”un técnico” Carlos Casamiquela de larga trayectoria en el INTA.

En tanto este lunes, la mandataria se metió de lleno en un tema clave para la ciudadanía y que marcó, junto con las perspectivas económicas, la agenda de la elección Legislativa: la seguridad.
María Cecilia Rodríguez reemplazará a partir del próximo miércoles cuando jure su cargo en Casa Rosada, a Arturo Puricelli al frente del ministerio de Seguridad. Se trata de la segunda mujer al frente de esa cartera.

En esa misma línea y cuando la lucha contra el narcotráfico comenzaba a colarse en la agenda en especial debido a los reiterados hechos de violencia que tuvieron lugar en la provincia de Santa Fe y que estarían vinculados con el crecimiento de este fenómeno en el país, la mandataria designó Juan Carlos Molina al frente de la Sedronar al tiempo que resolvió cambiarle el perfil a ese organismo para separando el componente de seguridad y el abordaje social de la problemática.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

Desde sus nuevas funciones, Capitanich, Kicillof, Casamiquela y Rodríguez se suman a un equipo en el que hay no poco ”históricos” que ya llevan más de 10 años al frente de distintos ministerios. Entre ellos están Julio De Vido (Planificación Federal), Carlos Tomada (Trabajo), Alicia Kirchner (Desarrollo Social) y los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zannini y General de la Presidencia, Oscar Parrilli que fueron nombrados en 2003 por el ex presidente Néstor Kirchner.

La nómina del equipo con el que Cristina Fernández intentará revalidar la capacidad de reacción del kirchnerismo se completa con Florencio Randazzo (Interior y Transporte), Julio Alak (Justicia), Héctor Timerman (Relaciones Exteriores y Culto), Juan Manzur (Salud), Agustín Rossi (Defensa), Débora Giorgi (Industria), Alberto Sileoni (Educación), Lino Barañao (Ciencia y Tecnología) y Enrique Meyer (Turismo).

MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here