El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido comenzará este miércoles a ser juzgado por la tragedia ferroviaria de Once, en la que en febrero de 2012 fallecieron 52 personas, y se enfrenta a una pena máxima de 11 años de prisión.
Se trata del primer juicio oral contra quien fue ministro durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner de las varias causas judiciales que tiene. De Vido está procesado por las irregularidades en la obra pública, la compra de trenes chatarra a España y Portugal y la no renovación de contratos ferroviarios, entre otras.

De Vido se tiene que presentar hoy a las 9:30 en los tribunales de Comodoro Py. A esa hora el Tribunal Oral Federal 4 comenzará el juicio en el que también está acusado Gustavo Simeonoff, quien era titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN).

LEÉR MÁS  Las últimas fotos del ARA San Juan

Ambos serán juzgados por los delitos de estrago culposo agravado y administración fraudulenta, que tienen una pena que va de los tres a los 11 años de prisión. En caso de una condena por la pena mínima será de cumplimiento efectivo en una prisión.

En la primera audiencia habrá un operativo especial de seguridad por la presencia de familiares de las víctimas. Además del personal habitual de Comodoro Py, habrá dos equipos de contención de la Unidad de Intervención Territorial (DUIT), otro del escuadrón antibombas y personal de video para grabar, le dijeron a Infobae los encargados de ese operativo.

La tragedia de Once ocurrió el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en la estación de Once y fallecieron 52 personas y más de 700 resultaron heridas. La explotación del Sarmiento estaba a cargo de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) y con el contrato vencido.

LEÉR MÁS  La esposa de un tripulante del ARA San Juan sufrió un infarto

Ya hubo un primer juicio en el que se determinó que el tren funcionaba en malas condiciones y que hubo malversación de los fondos que el estado le daba a TBA para el mantenimiento del servicio. En ese primer juicio el Tribunal Oral Federal 2 condenó a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime, a la pena única de seis años de prisión, y Juan Pablo Schiavi, a ocho años; a Sergio Cirigliano, dueño de TBA, a nueve años; a 17 ex directivos de esa compañía; y a Marcos Córdoba, el motorman que manejaba el tren, a tres años y seis meses.

A pesar que la mayoría de las condenas son de cumplimiento efectivo el único que está preso es Jaime y por otras causas. El resto transcurre en libertad porque a casi dos años del veredicto la Cámara Federal de Casación Penal todavía no resolvió si confirma a revoca la sentencia del tribunal.

LEÉR MÁS  Cada 30 horas ocurre un femicidio

Jaime y Schiavi eran subordinados de De Vido en el Ministerio de Planificación y el tribunal ordenó investigar al ex funcionario y a Simeonoff.

El juez Claudio Bonadio procesó a De Vido y a Simeonoff y en agosto del año pasado el fiscal Ramiro González pidió que sean enviados a juicio.

El fiscal acusó a De Vido de “no haber controlado las condiciones de funcionamiento en cuanto a la utilización del material rodante, de la infraestructura, del personal transferido y la aplicación de fondos públicos que el Estado Nacional puso a disposición de la empresa Trenes de Buenos Aires S.A.”

La defensa de De Vido hizo distintos planteos para evitar el inicio del juicio. Hasta pidió que sea por jurados populares, algo que está previsto en la Constitución Nacional pero que el Congreso de la Nación nunca reglamentó en una ley para la justicia federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here