El juicio oral contra el ex presidente Fernando de la Rúa por el supuesto pago de sobornos en el Senado de la Nación finalizará hoy por la tarde, cuando los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 realicen la lectura del veredicto, tras un año y medio de debate.

La principal prueba para que la causa llegara a juicio oral fue el testimonio del ”arrepentido” Mario Pontaquarto, ex secretario parlamentario del Senado, quien se atribuyó haber llevado una valija con 5 millones de pesos de la SIDE para asegurar la aprobación de la Ley 25.250, de Reforma Laboral. Pontaquarto relató que recibió la orden del jefe del bloque de la entonces oficialista UCR, José Genoud, quien se suicidó en 2008 y no llegó a juicio oral.

Además del De la Rúa y del arrepentido, en el juicio se encuentran imputados el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y cuatro ex senadores peronistas: Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda.

LEÉR MÁS  El desayuno ruso de Macri para traer inversiones a la Argentina

Durante el juicio, Pontaquarto contó que se reunió en la Casa Rosada con el entonces presidente, quien habría autorizado el pago de sobornos para asegurar la aprobación de la ley. El ex secretario también sostuvo que días después retiró 5 millones de pesos de la SIDE y que los repartió entre los senadores del PJ. Este tramo de su testimonio fue respaldado por el estudio de las celdas telefónicas activadas por su celular, que permitieron confirmar el recorrido realizado.

Durante los alegatos, la fiscal Sabrina Namer solicitó la pena de seis años de prisión para De la Rúa, De Santibañes, Alasino, Tell y Remo Costanzo; y un año y seis meses de prisión en suspenso para Pontaquarto.

LEÉR MÁS  AFIP: por facturas truchas los gremios de Moyano, Barrionuevo y Acuña están en la mira

De manera similar, la querella de la Oficina Anticorrupción (OA) reclamó seis años y medio para el ex presidente y para el ex jefe de la SIDE, cinco años y medio para Alasino, Tell y Costanzo, y un año para Pontaquarto. Ambas partes acusadoras coincidieron en solicitar la absolución de Flamarique y Ricardo Branda por falta de pruebas.

Como era de esperar, las defensas de los acusados buscaron descalificar el testimonio de Pontaquarto y pidieron la absolución de los imputados: señalaron contradicciones en las fechas brindadas, relativizaron la prueba de las celdas telefónicas y acusaron al arrepentido de montar una operación política.

A los intentos de la defensa se sumó el propio alegato del defensor de Pontaquarto, quien sostuvo la veracidad de sus dichos pero pidió la absolución de todos los imputados ya que los hechos no se habían podido probar en la instrucción ni en el juicio oral.
Durante el trámite del juicio, en varias oportunidades surgió el rumor de las posibles absoluciones, una versión que creció tras la decisión del TOF3 de desacreditar parte de la instrucción por irregularidades.

LEÉR MÁS  Desde la UCR de La Pampa denuncian al Gobierno de Cornejo

El juicio oral comenzó el 14 de agosto de 2012 y por el tribunal desfiló una gran cantidad y variedad de testigos, como el ex vicepresidente Carlos ”Chaco” Álvarez, el camionero Hugo Moyano y el diputado Héctor Recalde. A 13 años de los hechos que se conocieron como ”Coimas del Senado”, los jueces Guillermo Gordo, Miguel Pons y Fernando Ramírez darán a conocer su veredicto.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here