El presidente de ese cuerpo colegiado, Daniel Caneo, confirmó que ”mañana (lunes) vamos a tener una resolución sobre esa mesa tras el plenario de hoy (domingo) en que los apoderados peticionaron y fundamentaron por qué hacen la requisitoria”.

El apoderado del Frente para la Victoria, Blas Mesa Evans, explicó que ”en esa mesa había 218 votantes y 194 sobres electorales, por lo que pedimos la nulidad ya que así lo establece el artículo 114 inciso tercero del Código Electoral Nacional”.

Ese punto del manual electoral marca como ”causal de nulidad absoluta” cuando en una urna existen cinco o más boletas que sobres, pues se parte del principio que los números entre uno y otro elemento electoral deben estar balanceados.

”Si no fuera así se sospecha del boleteo, es decir que se hayan colocado subrepticiamente boletas en la urna y por eso el código electoral lo establece con claridad”, explicó el letrado.

El pedido de nulidad sobre esa urna fue el dato más importante del escrutinio de hoy, ya que si se acepta el reclamo serían dos las mesas anuladas, por razones muy parecidas, con lo cual el número de empadronados entre ambas llega a la ”masa crítica” de diferencia entre Martín Buzzi, candidato de Modelo Chubut y Carlos Eliceche, postulante del Frente para la Victoria y deja un final abierto.

Así lo interpretó Eliceche, quien en diálogo con Télam sostuvo que ”tengo entendido que si se anula la urna de Camarones más la de Puerto Madryn (la 1038 anulada el viernes), hay alrededor de 600 votantes”.

”Ese número de votantes que debería volver a sufragar está por encima de la diferencia entre ambas fórmulas a nivel provincial”, explicó el candidato kirchnerista.

Agregó que ”más allá de eso, lo concreto es que siguen apareciendo anomalías, y se confirman las falencias que se vienen denunciando desde un primer momento de nuestra parte”.

”Estamos cumpliendo con la ley, y si la urna tiene inconsistencias es normal que se tenga que volver a votar, más allá de que en este caso haya un margen a favor nuestro, pero tenemos que ser esclavos de la ley electoral”, indicó.

Por su parte el candidato del oficialismo provincial, Martín Buzzi, acusó al FPV de ”poner trabas en el escrutinio buscando anular urnas para llamar nuevamente a comicios y de esa manera buscar algo que ellos saben que la ciudadanía no le ha dado el 20 de marzo”.

En el mismo sentido opinó su compañero de fórmula, César Gustavo Mac Karthy, quien remarcó que ”esto es parte de una estrategia” y vaticinó que ”seguramente en los próximos días también van a aparecer pedidos de nulidad sobre otras mesas”.

Se estima que hasta el momento el escrutinio definitivo avanzó sobre el 70 por ciento del padrón y se apresta a ingresar mañana en el departamento Escalante, el más poblado del Chubut, donde se encuentra Comodoro Rivadavia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here