El titular cegetista dijo que la central obrera ”es de todos los trabajadores” y aseguró que la CGT está abierta ”a los compañeros que se hayan sentido molestos”. Armando Cavalieri, Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez, del grupo de ”los Gordos”, le respondieron que no habrá ruptura, aunque reclamaron menos personalismo.

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, hizo un fuerte llamado a la unidad durante un acto de respaldo organizado por varios gremios y pidió ”disculpas” si cometió errores. “Que nadie se confunda, podemos estar todos o unos pocos, pero la CGT es de los trabajadores”, agregó.

”Abrimos los brazos a aquellos compañeros que por alguna causa se hayan sentido molestos pero les decimos vengan que los necesitamos” dijo Moyano en referencia al sector de los “gordos” que amenaza con irse de la central obrera.

“Que nadie se confunda, podemos estar todos los dirigentes, o podemos estar algunos, pero la CGT son los trabajadores”, sentenció y advirtió que la central va a “defender a todos los trabajadores, estén o no en gremios que están con la CGT”.

“Somos abiertos y tenemos nuestras personalidades que a esta altura no podemos cambiar – afirmó – quizás no tengamos muchas virtudes, pero la más importante es que nunca vamos a hacer nada en contra de los trabajadores”.

Las declaraciones fueron realizadas esta tarde en el acto en el que homenajearon a los militantes que trabajaron en la campaña para las elecciones legislativas del 28 de junio.

Allí felicitó al sindicalista Julio Piumato por su ingreso a la Cámara de Diputados: “Siento una enorme satisfacción, por su lucha permanente, por su constancia, por su capacidad y porque llegó a su banca con el compromiso de representar los derechos de los trabajadores”.

Las palabras de Moyano merecieron la rápida respuesta del sector cegetista que representan, entre otros, Armando Cavalieri, Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez.

”Hemos estado reunidos debatiendo la problemática. No hay fractura en la CGT, no nos vamos porque nosotros somos CGT. Lo que cuestionamos es una metodología personalista por parte de la conducción”, sentenció Rodríguez, de UPCN.

Y agregó: “Queremos que funcione como siempre funcionó la CGT: con un cuerpo colegiado. Mientras tanto, vamos a mantener un debate permanente”.

Por su parte, Gerardo Martínez, de UOCRA, destacó la importancia de que los trabajadores se encuentren unidos “en este contexto de crisis mundial”.

“El diálogo es una responsabilidad permanente tanto de los sindicalistas como de los políticos, hay que buscar la fórmulas”, sostuvo.

Finalmente, Armando Cavalieri, del sindicato de Comercio, afirmó que “Moyano tiene que recapacitar porque él está conduciendo no ya a los camioneros sino a todos los trabajadores del país”, a la vez que ratificó que van a sentarse a dialogar.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here