CFK recusó al juez y al fiscal en la causa de los cuadernos

Aseguró que le armaron seis causas penales. ” Es la nueva estrategia regional para proscribir dirigentes”, afirmó

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentabó esta mañana en los tribunales federales de Comodoro Py para declarar en el marco de la causa por supuestas coimas en torno a la obra pública durante su Gobierno, y recusó al . juez federal Claudio Bonadio y al fiscal de la causa Carlos Stornelli

“Desde el 10 de diciembre de 2015 me armaron seis causas penales y todas ellas fueron radicadas en Comodoro Py. De las seis, cinco fueron iniciadas e impulsadas por Bonadío. ¿Milagro? No. ¿Fórum shopping? Algo peor: decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadío como brazo de persecución contra mi persona”, afirmó.

“Se inaugura así una nueva categoría jurídica que excede la del Juez parcial o “no Juez” que enseñaba Baigún: se trata del Juez enemigo, actor principal del Lawfare. Es la nueva estrategia regional para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas que ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas durante la primera década y media del siglo XXI. Hoy, Bonadío vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa”

LEÉR MÁS  Atentaron con explosivos en la casa del juez Bonadio

“Desde hace dos años vengo pidiendo que se realice una auditoría de toda la obra pública realizada entre 2003 y 2015. En todas las instancias judiciales, mi pedido fue denegado. Los proyectos de ley presentados en ese sentido, no fueron tratados por el rechazo del oficialismo. Resulta ridículo y ofende la inteligencia, intentar hacernos creer que haya sido Néstor Kirchner quien organizó el sistema de cartelización de la obra pública a partir del 25 de mayo de 2003, en un país cuyo presidente es Mauricio Macri.”

“Mauricio Macri, hijo de Franco, primo hermano de Ángelo Calcaterra, hermano del alma de Nicolás “Nicky” Caputo, todos ellos socios entre sí y de otros empresarios en materia de energía y obra pública. Todos emblemáticos integrantes de la “Patria Contratista” surgida durante la última dictadura militar y consolidada durante la década de los ’80 y los ‘90. Además, resulta absurdo que dichos empresarios intenten aparecer como víctimas de ese proceso o esas prácticas”, se despachó.

Cristina llegó a Comodoro Py acusada directamente como jefa de una asociación ilícita que administraba un supuesto sistema de coimas mientras era Presidenta de la Nación, en torno a las obras públicas.

La Justicia investiga si ambos ex mandatarios lideraron una supuesta asociación ilícita que cobraba sobornos a cambio del otorgamiento de contratos de obras públicas

LEÉR MÁS  Apelaron la falta de mérito de Cristina Kirchner en la "ruta del dinero K"

Kirchner afronta desde que dejó el poder varias causas judiciales en su contra y la mayoría de ellas se encuentran bajo investigación de Bonadío.

En diciembre pasado, el juez la procesó e imputó por el delito de encubrimiento de un grupo de ciudadanos acusados de atentar contra la sede de la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994, que causó la muerte de 85 personas y cientos de heridos.

Kirchner no fue detenida aún en las diferentes investigaciones porque goza de inmunidad parlamentaria como senadora del frente peronista Unidad Ciudadana. La ex mandataria no hizo aún declaraciones públicas sobre el tema.

La investigación judicial se basa en los ocho cuadernos escritos entre 2005 y 2015 por Oscar Centeno, el chofer del ex “número dos” de Planificación Federal Roberto Baratta.

Allí, el chofer describió entre 2005 y 2015 el presunto pago de fondos por parte de empresarios a entonces funcionarios. Escribió además que los supuestos sobornos eran llevados a la residencia presidencial oficial, la vivienda particular de los Kirchner u oficinas oficiales, según la investigación revelada por el diario “La Nación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here