El plan que propone la construcción de 7.700 viviendas a través del IPV tendrá tratamiento por medio de una sesión especial en la cámara de Senadores de Mendoza. La movida del gobierno, que no cuenta con el apoyo de los cobistas, pretende que se realice “de forma urgente”, cosa que no agrada a los opositores porque la provincia deberá endeudarse.

 

El Senador Luis Ruzo salió a defender el proyecto justificando que debe tratarse lo antes posible para poder conseguir los fondos provenientes de la Nación a través del ANSES.

 

Los Demócratas apoyarán el proyecto y presentarán otro para la construcción de viviendas para la clase media, mientras que los cobistas no disimulan su enojo acusando a Diputados de haberse tratado de manera errónea ya que para ellos, el endeudamiento será importante y sin garantías.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here