El predio de Palermo que fue recuperado por el Estado tras un decreto que firmó la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, había sido vendido en 30 millones de dólares en 1991, cuando, según estimaciones, debió ser tasado en al menos, el cuádruple de dicho valor.

Domingo Cavallo, impulsor del plan que desguazó al Estado argentino y destruyó la industria en forma sistemática y con ello aniquiló millones de puestos de trabajo, no ha cambiado su forma de pensar a pesar de las evidencias del fracaso de sus políticas económicas. Animado por el respaldo de sectores minoritarios pero poderosos, como la Sociedad Rural Argentina, el exministro de economía salió al cruce de Cristina Fernández de Kirchner.

LEÉR MÁS  La gente de Cornejo cuestiona a Cobos por su ambición electoral

”Forma parte de la estrategia que en forma alevosa viene utilizando este Gobierno para tergiversar la historia de nuestra Patria”, disparó un Cavallo apegado a la historia según la Sociedad Rural.

En ese sentido, Cavallo consideró, según publicó en su blog, que es ”imprescindible que las nuevas generaciones no se dejen engañar por este relato”.

Sin embargo, Domingo Cavallo se encuentra procesado desde 2010 bajo ”supuesto delito de ‘peculado’, es decir de sustracción del predio de Palermo en favor de la SRA”. Esto se debe a que un perito estimó que el predio entregado a la entidad agropecuaria, debió ser vendido en al menos 132 millones de dólares.

LEÉR MÁS  El FMI abrirá una oficina en Buenos Aires

”Desde el punto de vista legal, el Poder Ejecutivo estaba autorizado a vender el predio en forma directa dado que se trataba de una venta a quienes lo venían ocupando”, se defendió en forma poco eficaz el exministro de Menem y De La Rúa.

Al mismo tiempo, Cavallo admitió cuál sería su política agropecuaria; la quita de retenciones: ”En 1991, pocos meses después de que el Gobierno del Presidente Menem (en el que yo había sido Ministro de Relaciones Exteriores desde julio de 1989 y Ministro de Economía y Obras y Servicios Públicos desde enero de 1991) lanzara la política de re-capitalización y modernización del Campo Argentino, simbolizado en la eliminación completa de las retenciones a las exportaciones agropecuarias, La Sociedad Rural Argentina ofreció adquirir el predio ferial para posibilitar fuertes inversiones que producirían una gran jerarquización de los servicios que tradicionalmente había prestado y seguiría prestando esa institución”.

LEÉR MÁS  ¿Cuánto dinero pretende recortar la Nación a Mendoza en 2019?

La propuesta de Domingo Cavallo vuelve a ser el pasado, los noventa; las políticas que llevaron a la Argentina a la peor crisis de su historia. Junto a él, a pie juntillas, la Sociedad Rural Argentina, actor social y económico que impulsó y respaldó el proceso de desindustrialización aplicado a sangre y fuego desde el 24 de marzo de 1976 y profundizado con el menemismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here