Para defender a su tía, Cristina Fernández de Kirchner, la titular de Hotesur, Romina Mercado, negó ayer que la ex presidenta sea accionista de la sociedad que controla el hotel Alto Calafate.
Pero al hacerlo, a través de un escrito que presentó en Tribunales, Mercado abrió la puerta para otra posible investigación penal.
Según indica el diario La Nación, la ex mandataria afirmó durante años que sí lo era en sus declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción, por los que cobró ingresos con los que justificó parte de su millonaria evolución patrimonial.
“En un primer momento, de manera equivocada se había colocado el nombre de Cristina Fernández de Kirchner, quien como se sabe nunca fue accionista de Hotesur SA”, planteó Mercado en el escrito que presentó ante el juez federal Julián Ercolini.
Mercado detalló además que enmendaron esa supuesta equivocación en los libros societarios de Hotesur tapando el nombre de la ex presidenta.
“En su reemplazo se colocó correctamente al señor Máximo Carlos Kirchner por sí y como administrador judicial de su padre”, añadió la hija de Alicia Kirchner, que de ese modo buscó rebatir el dictamen de los peritos calígrafos que concluyeron que doce firmas adjudicadas a Néstor Kirchner en los libros habían sido falsificadas y detallaron múltiples irregularidades más. Entre otras, tapar con “Liquid Paper” el nombre de Cristina Fernández.
La afirmación de que la ex presidenta no es accionista de Hotesur, sin embargo, contradice lo que ella misma detalló en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA).
Por ejemplo la correspondiente a 2013, en la que al indicar “acciones, cuotas, participaciones sociales sin cotización en el país” identificó a la firma Hotesur desde junio de 2011 con un valor de $ 9,36 millones.
LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here