“Catedra Kristina”

Luego de participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el martes, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a Washington donde inauguró la ”Cátedra Argentina” en la prestigiosa universidad de Georgetown.

”Me movilizó la creación de una cátedra argentina”, dijo la Mandataria frente a estudiantes, catedráticos y diplomáticos, en lo que señaló como ”una manera de conocer parte de la realidad de América del sur y de Argentina”.

La Presidenta remarcó además que ”hasta la caída del muro de Berlin había muchos espacios en las universidades de Estados Unidos dedicados a lo que sucedía en distintos países”, tras lo cual,  apuntó,  hubo un retraimiento sobre los sucesos del propio país.

En este sentido, Cristina afirmó que la creación de esta cátedra ”permitirá acceder a intercambio de opiniones y ver la situación de la Argentina y su rol en la región”.

La jefa de Estado hizo un paralelismo entre la historia argentina y la estadounidense, dado que ambas naciones son hijas del colonialismo. ”Uno se pregunta por qué un país con tantos recursos como el nuestro sufrió tantas crisis tan seguidas”, dijo.

Cristina explicó que en Estados Unidos vencieron quienes querían producir valor agregado y crear industria. ”En mi país vencieron quienes querían seguir siendo productores de materias primas”, aseguró.

”Otro hito en la argentina es la irrupción del peronismo. La argentina, producto de que el mundo estaba en guerra comienza a sustituir importaciones y se convierte en el ’50 en el primer PBI de la región”, afirmó la Mandataria.

A su vez, la mandataria hizo una comparación entre el 2001 argentino, la declaración de default y la situación que viven hoy algunos países europeos, sobre todo España. ”Yo lo veo muy parecido desgraciadamente para los hermanos de la eurozona”, advirtió y recordó la época en Argentina cuando ”había filas interminables en la Embajada española; y aquel cartel en el aeropuerto que decía: ‘El último que apague la luz”’.

Por otra parte, la Presidenta hizo un repaso por los logros más notables de su gestión. Allí detalló: ”Hemos realizado un fuerte desendeudamiento; un fuerte proceso de industrialización; hemos creado más trabajo, más de 5 millones y medio de puesto de trabajo generados. Hemos alcanzado los 6,47 puntos del PBI dedicados a la Educación. Han retornado los científicos al país gracias a la fuerte inversión en ciencia y tecnología. hemos tenido un gran desarrollo de la industria farmacéutica y somos el país latinoamericano con más exportación de software”.

”Hemos disminuido notablemente las tazas de pobreza e indigencia. Es una Argentina sustancialmente diferente”, agregó la jefa de Estado y remarcó: ”Hemos pagado toda la deuda con el Fondo Monetario Internacional, lo que nos da una independencia económica”.

Por otra parte, la Presidenta recordó los golpes de Estado en Sudamérica y bromeo: ”El único lugar de América donde no hay golpes de Estado es en Estado Unidos, porque no tienen embajadas norteamericanas”.

Y detalló: ”América Latina fue un escenario muy fuerte de la Guerra Fría a través de las dictaduras militares”, al tiempo que destacó la figura del ex presidente norteamericano Jimmy Carter quien intervino para la liberación de periodista detenido Jacobo Timerman. ”Gracias a la presión de Carter y a la presión de la comunidad judía fue liberado, sino habría sido un desaparecido más”, sostuvo.

En ese sentido, la jefa de Estado habló de ”claroscuros” que atraviesan todas las épocas y señaló que ”la dictadura Argentina fue la única que no respetó el embargo cerealero contra Rusia”.

”Cuando se produce el golpe en la Argentina comienza un período de decadencia, de desindustrialización que no paró y que llegó a implosionar en el país en el 2001”, agregó.

En tanto, en referencia a la década de 1990, Cristina señaló a la ley de convertibilidad como una ”economía ficcional”. ”Un peso nunca puede ser un dólar, por la economía y el tamaño de la Argentina en comparación con la economía de estados Unidos. Estábamos en una economía ficcional que se sostuvo con la venta de todos los activos. Se privatizó todo. Argentina fue el único país de América Latina que privatizó sus fuentes energéticas como el gas y el petróleo, ningún otro país hizo eso. Ni siquiera (el dictador chileno, Augusto) Pinochet”, indicó.

LEÉR MÁS  Michetti llega a Mendoza para reunirse con De Marchi

En el último tramo de su discurso, Cristina recordó al ex presidente Néstor Kirchner en su labor como secretario general de la Unasur. ”Kirchner, en una muy silenciosa acción diplomática, logró acercar a los presidentes de Venezuela y Colombia. Si no intervenía, la situación podría haber termina en un enfrentamiento entre las hermanas repúblicas”.

Además, recordó cómo asumió el ex presidente en 2003 ”con el 23 por ciento de los votos”. Y resaltó el hecho de que en los últimos comicios el porcentaje haya alcanzado los 54 puntos. ”Es imposible que el cien por ciento piense lo mismo, pero para eso es la democracia. En cada elección los ciudadanos se pronuncian para su país”, concluyó.

La visita oficial a Estados Unidos, que se inició el domingo pasado, concluirá mañana en la ciudad de Boston, donde Cristina hablará en la universidad de Harvard.

Las preguntas y respuestas de Cristina en Estados Unidos

Tras su visita a Nueva York donde participó en la Asamblea General de las Naciones Unidas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a Washington para inaugurar la ”Cátedra Argentina” en la prestigiosa universidad de Georgetown. También allí, respondió preguntas de los alumnos universitarios.

¿Por qué no habla con la prensa?

Ante la pregunta de un joven de Michigan de por qué no ”hablaba con la prensa”, la mandataria respondió: ”Con la prensa hablo muchísimo. Para algunos no hablar con la prensa es no decir lo que quieren escuchar”.

”No hablo siempre, pero cuando me preguntan respondo. Pero a algunos periodistas no les gusta lo que respondo. No lo veo a (Barack) Obama dando conferencias de prensa. Y cuando hay el periodista pregunta y Obama responde y listo. Acá -por Argentina- si no les gustan las respuestas gritan, opinan, una vez patearon una puerta de la Casa Gobierno porque no les gustó la respuesta”, indicó.

Además, Cristina señaló: ”No estamos para responder o para hacer conferencias de prensa. Lo que debe hacer un gobierno es garantizar la publicidad de los actos, que es obligatorio. Pero en Argentina no sucede lo que sucede en Estados Unidos donde cada medio de comunicación explicita a sus lectores que tiene determinada posición. El que lee sabe que el que está escribiendo apoya a determinado partido”.

”La prensa norteamericana se pronuncia a favor de tal o cual candidato. No se presenta como independiente y objetiva. No debe haber habido una presidenta más agraviada, más insultada que yo. Y yo envié al Parlamento el proyecto de ley para derogar las calumnias e injurias para que no pudieran ir presos”, señaló.

¿Qué puede decir sobre los dichos del FMI respecto a la inflación en Argentina?

El FMI habla sobre las estadísticas en Argentina. (La titular del organismo, Christine) Legarde, amenazó con sacar tarjeta roja. Más allá de lo desafortunado de la frase, hay una postura del FMI muy de oposición a la Argentina. Yo pregunto: ¿Cuáles son las estadísticas de España, de Grecia, de Portugal, las de Inglaterra?

En Estados Unidos la cifra oficial de inflación es del 2%. ¿Realmente todos creen que el costo de vida en Estados Unidos sólo crece un 2% por año? ¿Cuánto les incrementa la cuota de sus universidades?

Hay un ensañamiento con Argentina, porque somos el mal ejemplo, somos el mal alumno que dijo ”no” a todas las recetas que nos quisieron imponer desde el 2001.
No tenemos nada contra el FMI, sólo que nos llevaron a al tragedia más terrible de la Argentina apoyando la política de endeudamiento y la convertibilidad.

En lugar de ser lo que se pensó en su fundación, el gran regulador de la economía. Si hoy uno leyera las obligaciones del FMI, pasaría a un costado a toda su dirección porque no combinan con su carta orgánica. O cambian su carta orgánica o renuncia toda su dirección.

Cómo se le explica al mundo, a la eurozona, que tiene el mismo problema que tenía la Argentina, peor porque aquí era el Estado el que tenía las deudas, pero allá el nivel de endeudamiento de las familias es similar o igual al sector público, con lo cual endeudado el sector publico con el financiero y endeudadas las familias sin posibilidad de consumo. Está claro que la única salida que hay es reestructurar las deudas soberanas para permitir que los que se quedaron con formidables cantidades de dinero.

LEÉR MÁS  Enviarán a juicio oral a Daniel Scioli por tráfico de influencias

Entonces el FMI nos ha tomado como el mal alumno que debe ser castigado. Yo me pregunto cómo miden las estadísticas aquí (en EE.UU.).

La cuenta corriente de la Argentina, que es fundamental para medir la economía de un país, es positiva en 1.700 millones de dólares. La de EE.UU. es negativa a un nivel que en cualquier otro país lo hubieran cerrado. Pero EE.UU. no porque tiene emisión de moneda que se utiliza para todas las transacciones en el mundo. Aquí no se le aplica ni una sola norma ni una sola sanción.

Atrás de todo esto no hay una cuestión estadística, sino política de castigar a quienes son un mal ejemplo. Yo creo que deberíamos ser observados, no como ejemplo, pero al menos para ver cómo hicimos para sostener el crecimiento en los últimos 10 años, que fueron los más importantes en sus 200 años de historia, medidos como sean medidos. El desendeudamiento más importante, y todo contra las recomendaciones del FMI. Al punto que decidimos cancelar las deudas con el FMI para no tener que cumplir con sus mandatos.

Sabés que siento, que el FMI es un árbitro a favor de los países más desarrollados que fueron justamente los que causaron la crisis. Esto es lo que pasa.

No tengo ninguna animosidad contra el FMI, sólo tengo una posición crítica.

En el presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires, la tasa de inflación que se coloca es de 10,8 por ciento, en línea con el INDEC. Esto no te va a llegar nunca, seguramente. En el presupuesto de uno de los principales opositoras, cuando tiene que fijar una tasa de inflación como gobernante pone la misma.

Si realmente la inflación fuera del 25%, si la pauta de incremento salarial ha sido del 25%, si hemos tenido un nivel de inversión del 24,5%, ¿cómo creció la economía al 9,2%? ¿Cómo obtuvimos el superávit comercial que obtuvimos?
Si la inflación fuera realmente del 25% el país estallaría por los aires, no hubiéramos podido sostener el crecimiento, ni logrado la incorporación de los miles de excluidos. Los datos son inconsistentes.

Este modelo económico no tiene metas de inflación, tiene metas de crecimiento. Esto es muy importante. Ésta debe ser una de las claves por las que no se puede salir de la crisis actual. En la eurozona hay un gran temor a inyectar dinero.

EE.UU., que tiene en su ADN la crisis del treinta, cree que es más importante el crecimiento que la inflación. En Europa, Alemania, que tiene en su ADN el tema de la inflación, porque creen que fue la inflación la que trajo a Hitler, cree que es más importante la inflación que el crecimiento.

¿Qué requisitos debe cumplir Paraguay para ser reincorporado a Unasur?

Frente a la pregunta de un estudiante oriundo de Florida, de origen haitiano, Cristina respondió: ”En Paraguay se produjo una parodia de juicio político que destituyó al presidente (Fernando) Lugo. Esta fue la percepción de todos los miembros de Unasur. Y especialmente de los miembros del Mercosur. El juicio de Fernando Lugo duró 24 horas. Evidentemente se violaron todas las normas. Por eso la sanción que se tomó. Pero hubo sanciones únicamente políticas y no económicas. Porque las sanciones económicas no afectan a los gobernantes, afectan a los pueblos”.

”Mientras dure esta situación y hasta tanto y cuanto se realice un proceso eleccionario” no será revisada la suspensión de Paraguay de la Unasur, concluyó.

¿Si Hugo Chávez pierde la próxima elección va a reconocer el próximo Gobierno?

La mandataria remarcó: ”No debe haber presidente latinoamericano que haya pasado más elecciones que Chávez”.

Y recordó: ”Cuando le tocó perder una elección reconoció que había perdido el plebiscito. Así que no hay ningún antecedente para decir que Chávez no va a reconocer cualquier resultado electoral, sea el que sea. Cuando perdió, lo reconoció. Poner en duda la concepción democrática del presidente Chávez después de 14 elecciones no me parece justo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here