El diputado nacional y ex ministro de Planificación kircherista Julio De Vido logró apartar al juez Juan Carlos Gemignani de la causa Skanska, tal como ya lo había logrado en el expediente por enriquecimiento ilícito.
Pero ahora la defensa de De Vido apunta a que se anulen las resoluciones pueda haber dictado en esos expedientes, en un plan para revocar resoluciones que reimpulsaron investigaciones en contra del ex funcionario, según indicaron las fuentes judiciales.
El miércoles, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal resolvió apartar al juez Gemignani del expediente Skanska, a pedido de la defensa de De Vido.
Así lo votó el propio Gemignani y también los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, quienes entendieron que asistía razón a la defensa por un temor de parcialidad, según la resolución. Los magistrados ya habían resuelto una medida similar hace dos semanas en la causa de enriquecimiento ilícito.
La defensa de De Vido, a cargo del abogado Adrián Maloney, había basado este planteo en la causa por dadivas que impulso Gemignani, contra De Vido, durante la feria judicial cuando el camarista le ordenó a una secretaria judicial que hiciera un inventario para saber qué había en el interior de unas cajas que estaban arrumbadas en una oficina del ala Retiro de los tribunales federales.
Cuando la secretaria judicial María Amelia Expucci se opuso, terminó detenida por orden de Gemignani, lo cual generó que el camarista fuera acusado de privación ilegal de la libertad por la funcionaria.
Pero más allá del capítulo de la detención, Gemignani radicó una denuncia contra De Vido por la “entrega ilegal de dádivas y en su caso el de cohecho pasivo” y señaló que esos regalos podrían haber intentado interferir en la suerte de varias causas, entre ellas algunas que se siguen contra el ex funcionario.
En noviembre, el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi dictó el sobreseimiento de De Vido por entender que la entrega de esas computadoras fue documentada y estaban destinadas “a equipar y mejorar la gestión de las salas de audiencias de la Cámara Federal de Casación Penal”.
“Esta situación, como puede apreciarse, lejos está de construir una dádiva alguna. Menos aún, que dicho equipamiento haya sido entregado por el ex ministro Julio De Vido por la sola condición del cargo que desempeñaban los magistrados, en procura de resultar favorecido en una causa sometida a su estudio”, dijo el juez.
Pero la Oficina Anticorrupción se presento como querellante y apeló la decisión. En tanto, la defensa de De Vido usó esta causa para demostrar que existiría una animosidad por parte de Gemignani contra su cliente, al menos, desde el momento en que se recibieron aquellas computadoras.
Por eso, solicitó que se apartara al camarista y se anularan todas las decisiones que firmó contra su cliente desde ese momento, por entender que estarían viciadas de nulidad. Sobre ese punto, la Cámara Federal de Casación no se expidió.
LEÉR MÁS  Fracasó la reunión paritaria entre el SUTE y el Gobierno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here