Caso Ciccone: las claves para entender un emblemático caso de corrupción

Caso Ciccone: las claves para entender un emblemático caso de corrupción

Amado Boudou pronto será enjuiciado por el caso Ciccone. De hecho, el tribunal Federal numero 4 estaría apurando los trámites para dar inicio al juicio.

El Caso Ciccone (en ocasiones llamado Boudougate) es el nombre con el que se conoce en Argentina al escándalo político en dicho país que involucra al ex vicepresidente Amado Boudou y la imprenta Ciccone Calcográfica (luego Compañía de Valores Sudamericana).

Según detalla el portal Tribuna de Periodistas, en julio de 2010, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se presentó en el expediente judicial a pedir la quiebra de Ciccone Calcográfica por una deuda con el fisco de 60 millones de dólares, que se ordenaría el 15 de ese mes. Le reclamaba una deuda fiscal de más de 200 millones de pesos.

La empresa London Supply, contratista del Estado Nacional (aeropuertos Almirante Marcos A. Zar de Trelew, provincia de Chubut, y Comandante Armando Tola en El Calafate, provincia de Santa Cruz), se presentó ante la Justicia y pagó 1,8 millones de pesos, lo necesario para permitir el trámite de levantamiento de la quiebra de Ciccone.

London Supply pagó el dinero en nombre de la empresa fantasma llamada “The Old Fund”, representada por Alejandro Vandenbroele; como resultado, Vandenbroele pasó a ser el presidente de la empresa.

El 24 de septiembre de 2010, la Justicia levantó la quiebra de la ex Ciccone, lo que se tornó efectivo a partir de mediados de octubre de ese año.

En octubre de 2010, Ciccone Calcográfica pide a la AFIP una moratoria que incluya quita de intereses, multas y honorarios.

El jefe de asesores de la AFIP, Rafael Resnick Brenner, si bien considera aceptable el pedido, sugiere consultar al en ese entonces Ministro de Economía Amado Boudou. La AFIP le envía una nota al señor ministro en la que se le plantea que resultaba determinante su intervención.

El Ministro Boudou firma una nota para que se proceda a la petición formulada por Ciccone, dando instrucciones a la AFIP para darle a la empresa una moratoria excepcional para poder refinanciar su deuda, diciendo que “…se le hace saber que este Ministerio considera que el ejercicio de las competencias propias de ese Organismo en el sentido de permitir la continuación de la empresa concursada…responde a los lineamientos políticos generales de este Gobierno, dadas las fuentes de trabajo.

El 18 de noviembre de 2010, Resnick Brenner dictaminó a favor de la concesión del plan de pagos ilegal, pero Ricardo Echegaray rechazó de puño y letra afirmando que “el plan debía ajustarse a derecho”.

A mediados de 2011, The Old Fund tomó el control de la planta y en julio es renombrada como Compañía de Valores Sudamericana S.A.

Deja un comentario