El juez federal Sebastián Casanello, quien está al mando de la causa conocida como ”Ruta del dinero K”,  procesó hoy al empresario patagónico Lázaro Báez y al contador Daniel Pérez Gadín y les dictó la prisión preventiva a ambos. Además, citó a indagatoria al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, a quien le prohibió salir del país, y pidió la captura internacional del abogado cercano a Báez, Jorge Oscar Chueco.

Ambos ya están imputados y detenidos en Ezeiza, pero ante el ”peligro de fuga y de entorpecimiento de la causa”, se sumó el encarcelamiento. Además, Casanello procesó sin prisión preventiva al hijo de Lázaro Báez, Martín, a César Fernández, al ex marido de Liliana Calabró Fabián Rossi, al piloto Walter Zanzot y a Sebastián Pérez Gadín.

A todos los procesados  Casanello les trabó embargo por 100 millones de pesos, salvo Sebastian Perez Gadín, cuyo embargo fue por 1 millón de pesos.

Lázaro Báez es investigado por el delito de lavado de dinero y según el juez ese delito es consecuencia de evasión impositiva mediante el uso de facturas truchas.

El empresario patagónico fue detenido el 5 de abril en el aeropuerto de San Fernando, cuando llegó con su avión desde Río Gallegos. La semana pasada, la Cámara Federal rechazó la excarcelación de Báez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here