Infobae indica en su nota que , el nuevo paro nacional del sector agropecuario fue cuestionado desde Carta Abierta, que surgió en respuesta a la crisis que enfrentó al Gobierno y al campo allá por el 2008, y marcó un cierto paralelismo con ese momento.

”Hay una lógica de deja vu, una suerte de búsqueda de jugar en espejo (con lo ocurrido en 2008 con la resolución 125)”, aseguró esta mañana el filósofo Ricardo Forster y vinculó la medida con prácticas de antaño.

Para uno de los miembros de la agrupación, ”hay que leer a ciertas estructuras corporativas bajo la lógica de lo predemocrático y de la conspiración”.

”No hay nada que pueda justifica ni siquiera un paro de dos horas del sector agrario tomando en cuenta las rentabilidades que vienen sucediéndose a lo largo de los últimos años”, aseveró en declaraciones a Radio América.

En tal sentido, Forster advirtió que ”hay sectores que después del triunfo electoral, muy contundente de octubre del año pasado, vuelven a la utilización de una lógica conspirativa, de un mecanismo que no se asemeja en anda a lo que es la cuestión que es dirimir intereses en una sociedad democrática”.

”Esto tiene que ver con una gran debilidad política, con una suerte de haber quedado fuera de escena”, agregó y opinó que ”el revalúo de la propiedad rural en la provincia de Buenos Aires era algo que se pedía a gritos”.

Asimismo, destacó que la mayoría de los pequeños y medianos productores no van a pagar más impuestos, debido a que están en zonas de bajo nivel de productividad. ”Igualmente, creo que la situación es diferente a la de 2008, en este caso estos son manotazos de grupos que perdieron relevancia en la escena política nacional”, agregó.

Forster también habló del cacerolazo que generó la sanción de la reforma fiscal bonaerense. ”Son sectores que en algún momento alucinaron que la vida democrática se les abría, sobretodo en julio de 2009, creyeron que ya tenían la sartén por el mango, que se encontraban nuevamente con un gobierno democrático débil, que iba a tener que replegarse y que tarde o temprano su posición iba a dominar la escena”, añadió.

Consideró también que ”apuestan a recuperar un ejercicio de poder efectivo en la argentina, que han perdido estos últimos años”. ”Ven una escena donde el dólares le funciona como instrumento de dominio político económico, porque devaluando lo que hacen es una gigantesca transferencia de recursos de los sectores asalariados a los sectores exportadores”, completó.

”Si ellos pudiesen expulsarían al gobierno que no piensan como ellos (…) y eso lo escuchamos en esquinas como Callao y Santa Fe”, consideró también.

Al ser consultado sobre si durante el segundo mandato, Cristina Kirchner deberá soportar una continua hostilidad desde estos sectores opositores al modelo, Forster dijo que no le cabe duda y porque ”algunos quieren ser portadores de privilegios insólitos”.

En este marco, aseguró que los partidos políticos de la oposición ”siguen detrás de la agenda que plantea los sectores corporativos”, a pesar de señales positivas como el apoyo a la expropiación de YPF.

Para finalizar, aseguró que ”está claro que las medias que se vayan tomando desde el gobierno van a ser de mucha intensidad y se van a seguir sorprendiendo; no han sabido reconocer que este es un Gobierno que ante el chantaje y la presión no retrocede; no actúan con inteligencia política”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here