Carrió habló de “golpe cambiario para destituir a Macri”

“Están los que se juegan por la patria y los que vuelven a hacer un golpe cambiario para destituir al Presidente”, lanzó enfática, Elisa Carrió.

Fue en la Feria del Libro, durante la presentación de El origen, el libro en que la santacruceña Mariana Zuvic -parlamentaria del Mercosur por Cambiemos- habla de lo que hicieron los Kirchner en su provincia.

Aunque Zuvic era la autora, la estrella de la presentación fue Carrió quien, dijo la santacruceña, la ayudó mucho, incluso en lo personal. Unas 200 personas llenaban la sala Julio Cortázar, donde había, de manera muy visible, personal de seguridad.

En el mismo acto, Carrió dijo que quería disculparse con Jaime Durán Barba. “Mátenlo, tienen mi aval”, había dicho el jueves pasado la líder de la Coalición Cívica. Ahora aclaró que no quería matar literalmente al asesor presidencial. “Quise decir “maten su política””. Lo quiero vivo, pero sin tintura y sin asesorar a nuestro gobierno”, se explayó. Agregó: “Yo me arrepiento realmente de lo que dije”.

La diputada y fundadora de Cambiemos confrontó la idea de fundadores contra los oportunistas y llevó ese ejemplo a la actualidad. “Hay fundadores de todos los tiempos y oportunistas de todos los tiempos y esto se ve hoy claramente en la Argentina: los que juegan con la Patria y los que vuelven al golpe cambiario para destituir a un presidente y volver al corporativismo corrupto que caracterizó la Argentina. La historia se repite”, dijo.
Todo el discurso de Carrió estuvo interrumpido por aplausos. Cuando dijo, refiriéndose a los Kirchner, que era “imposible hacerse rico con un estudio de abogados en una ciudad de 50.000 habitantes… ¿Me están tomando el pelo?” Y cuando habló de los oportunistas “que siempre están ahí para sacar tajada”.

El oportunismo, agregó, recorre las clases sociales. “En las villas también hay hijos de p… (sic). Hay hijos de p… en las villas y en la Unión Industrial. Hay decentes y sufridos en las villas, las clases medias y en las clases altas.”.
Y llamó a no callarse: “El silencio es cobarde, cómodo, oportunista”.

Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here