”Es un riesgo y lo asumo. Pero era una decisión que ya había tomado: meterme en política. Es la única manera de cambiar las cosas”, sostuvo Guillermo Nielsen, candidato a jefe de gobierno porteño por el Frente Renovador, que encabeza Sergio Massa.

En tal sentido, afirmó en una entrevista con el diario La Nación que ”el salto a la política es ahora y es una responsabilidad superior en la toma de decisiones”, y opinó: ”La situación de la Argentina es frágil. Estamos en un proceso de africanización”.

En cuanto a esa última afirmación, detalló que hay un ”deterioro de las instituciones” y ”de la política económica”, además de un ”acostumbramiento a lo que es el crimen. Hay un desorden muy grande de la cosa pública”. ”La Argentina, que era un país respetado, hoy es un paria internacional”, remarcó.

”Si yo hubiera tenido el timón, la política económica sería otra. No habría cepo y no hubiera habido una pésima negociación con el Club de París. Y lo que hubiese hecho es no abandonar el lugar de negociación con Daniel Pollack, el mediador que puso Griesa”, informó.

LEÉR MÁS  Se aprobó en Diputados la ley de "compre argentino"

-Usted dijo que era ”una bendición” que Griesa nos hubiera puesto un mediador, porque ”no es lo habitual”. Para esa época, Diego Bossio dijo que usted era ”el empleado del mes”.
En cuanto al cruce que tuvo con Diego Bossio, quien lo calificó como ”empleado del mes” por haber dicho que era una ”bendición” que el juez Griesa hubiera puesto un mediador, Nielsen opinó: ”Bossio es un analfabeto. Es uno de los perritos que largan para que nos ladren”.

”Yo la bomba la veo con dos ángulos: el atraso cambiario, el intento por manejar la inflación con el retraso tarifario. Están llevando a la quiebra a las empresas proveedoras de servicios públicos”, sostuvo.

LEÉR MÁS  Susana Balbo renunció a su banca de diputada nacional

Indagado sobre si habrá que devaluar, afirmó: ”Me temo que sí. No sé si es el que venga o este mismo gobierno. Decir devaluar causa unas alergias políticas importantes”.

”Como economista sé que hay devaluaciones bien hechas y mal hechas. Tengo miedo que este ajuste cambiario lo tenga que hacer este equipo que no tiene la menor idea”, afirmó.

”Hay veces que los mercados se imponen a los deseos. Aunque hay una represión estalinista de los mecanismos de mercado, no descarto que este mismo gobierno tenga que enfrentar la explosión de la bomba”, consideró Nielsen.

Y agregó: ”Si gana cualquiera la elección, va a tener que arreglar esto. Lo importante es que lo maneje un equipo que sepa. Lo peor que puede pasar es que lo maneje un centro de estudiantes, okupas en el Palacio de Hacienda, que manejaron pésimo la devaluación del año pasado.

LEÉR MÁS  Trabajadores rurales marcharon por las calles de Mendoza

Luego se le preguntó si habrá que hacer también una actualización tarifaria y respondió: ”Sí. No puede ser que los cordobeses paguen diez veces más. Pero habrá una compensación por tres factores: se va a parar la inflación, habrá una baja de la presión impositiva y habrá ingreso de capitales por confianza en la nueva gestión. La vuelta de las inversiones. Si el equipo que viene tiene muñeca -y el de Massa está probado en combate-, puede hacerlo”.

En cuanto a la Ciudad, afirmó que su prioridad es ”centrar la relación entre espacio público y la ley”. ”Tenemos la ley y la normativa municipal. Si hay transgresiones, hay castigo. El espacio público es donde estamos todos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here