El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, será consagrado como secretario general de la nueva CGT en el congreso que se realizará el 3 de octubre en Obras Sanitarias. Luego de meses de intrigas, dudas y trascendidos, anoche fuentes de la cúpula del antimoyanismo le aseguraron a BAE que ”es tema cerrado, no habrá triunvirato, vamos con la candidatura de Antonio”. El jefe de la UOM logró así su reelección en ese gremio (ver recuadro) y al mismo tiempo quedó a las puertas de asumir el unicato que se proyecta hacia cuatro años de mandato, desechada la figura de un cuerpo colegiado de conducción.

”La puja por integrar un cuerpo colegiado llegó a extremos poco aconsejables, nadie quería quedar afuera”, se sinceró otra fuente, y acotó que ”no se puede ser tan desprolijo”. Desde hace semanas y ante cada consulta que le realizaron durante sus visitas al interior o al Gran Buenos Aires, ya que para los medios periodísticos capitalinos decidió guardar silencio hasta octubre, Caló reiteró que acataría la ”voluntad de los compañeros”. ”Será Caló, la decisión está tomada”, le dijo una fuente sindical a este medio y desechó la figura del triunvirato que iban a conformar el jefe de la UOM, Andrés Rodríguez (UPCN) y Héctor Daer (Sanidad). De los tres sectores que integran el antimoyanismo, tanto los Independientes como los ”Gordos”, realzaban hasta hace horas la conducción colegiada, incluso el líder de la UOCRA, Gerardo Martínez, avaló a los integrantes del triunvirato. La reunión de mañana en UPCN, donde se iba a debatir sobre el modelo de conducción, no fue confirmada.

LEÉR MÁS  Cristina le pidió a Bonadío que cite a declarar a Macri como testigo

Desde el MASA la resistencia al cuerpo colegiado fue rotunda. ”No se puede arrancar con semejante señal de fragilidad”, habían expresado los integrantes del Núcleo, eje básico del Movimiento de Acción Sindical. En efecto, desde ese bloque, que integran la UOM, SADOP, Molineros, la UTA, textiles y los peones de taxis, entre otros, se respaldó a Caló en los momentos en los que su candidatura fue cuestionada, en especial tras la ausencia del metalúrgico a la reunión que el antimoyanismo compartió con la presidenta Cristina Fernández el 16 de julio en la Rosada. Incluso cuando la puja por el triunvirato levantó presión en el antimoyanismo, algunos dirigentes llegaron a tensar la cuerda al máximo y los popes de esa alianza desafiaron: ”Sin el MASA no hay CGT”. Y subrayaron que más de sesenta sindicatos integran ese bloque. También presentaron el ”programa de acción”, una propuesta de 25 puntos referidos a la economía, derechos sindicales, responsabilidades orgánicas y propuestas que esperan acordar con ”Gordos” e Independientes durante esta semana. ”Hay contacto permanente con todos los compañeros, y más allá de alguna modificación esta iniciativa tiene la bases que nos propusimos cuando arrancamos con este proyecto”, ponderó otro integrante de ese frente.

LEÉR MÁS  El Senado aprobaría los allanamientos a Cristina

Bajada de bandera.

Por estas horas, en el antimoyanismo subyace cierto malestar con el titular de taxistas Omar Viviani. En particular, los ”Gordos” consideran que ese referente ”manejó mal los tiempos e influencias”, tanto en la órbita sindical como en algunos contactos con el Gobierno. Viviani consideró a Caló como ”un gran dirigente y un verdadero caballero”, cuando fundamentó su respaldo. Pero quienes lo apuntan aseguran que ”quería integrar sí o sí un triunvirato o un cuarteto”. Sus compañeros del MASA minimizan el malestar: ”Nosotros creemos que tiene una personalidad simpática, hay quienes se pueden molestar con algún gesto de Omar”.

Por estas horas, aún con heridas, los tres sectores priorizan que el ”objetivo de consagrar esta nueva y única CGT es el eje de nuestros esfuerzos”, pero sólo el tiempo dirá si todo cicatriza puertas adentro.

El balance de las elecciones en las 52 seccionales de la UOM

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, fue reelecto encabezando una lista única al frente de la seccional Capital Federal del gremio.
Caló, al igual que el resto de los integrantes del secretariado nacional de la UOM, participó de los comicios que se realizaron la semana pasada y con listas únicas. Allí se eligieron a las conducciones de las 52 seccionales metalúrgicas y a los 267 delegados del Colegio Electoral que se reunirá el 2 de octubre.

LEÉR MÁS  Nuevas medidas: Macri le puso un "cepo" al dólar

Los 267 delegados que representarán a las 52 seccionales -según el número de afiliados es el número de congresales- son quienes elegirán a los 11 titulares y a los 11 suplentes que integrarán el secretariado nacional que regirá los destinos de la UOM en el período 2012-2016.
De esta manera Caló (Capital); Juan Belén (Avellaneda); Naldo Brunelli (San Nicolás); Antonio Cattaneo (Vicente López); Enrique Salinas (La Plata); Abel Furlán (Campana); Francisco Gutiérrez (Quilmes); Gerardo Charadía (Morón); Raúl Torres (Caseros); José Ortiz (Santa Fe) y José de Paul (Rosario), renovarán sus cargos en el secretariado nacional.

El presidente de la Junta Electoral Nacional, José Luis Ibarra, destacó que los comicios se desarrollaron ”con absoluta normalidad” y que sólo en seis distritos se presentó más de una lista. El detalle que brindó el dirigente de la UOM apuntó que ”Villa Constitución; Córdoba, Tandil; Río Grande; Las Parejas y Casilda fueron los distritos donde hubo otras nóminas”.
Ibarra en declaraciones a la agencia Télam detalló que ”en Villa Constitución triunfó la lista Verde y Negra de Héctor Ibarra (apoyado por el ex titular de esa seccional Victorio Paulón); en Córdoba perdió el titular Augusto Varas a manos de Rubén Urbano; en Tandil triunfó la Celeste y Blanca de Carlos Romano; en Casilda ganó la Blanca con José Storlini y en las Parejas triunfó Cristian Tizzioli

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here