La apertura del cepo cambiario tuvo consecuencias en todos los sectores, y el precio de la carne no fue una excepción. Si bien fue en los productos de necesidad básica donde más se sintieron las subas, los aumentos en la comida favorita de los argentinos y argentinas también causaron preocupación.

Tras un relevamiento en varias carnicerías del Gran Mendoza, SITIO ANDINO comprobó que los cortes que más se utilizan en el asado van de 90 a 120 pesos el kilo. De esta manera, durante las últimas semanas el aumento fue de un 40%, pero a días de las Fiestas no han vuelto a subir.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Donde los consumidores se ven menos beneficiados es en los hipermercados. Allí, por ejemplo, la tapa de asado está por encima de los cien pesos, y algunos cortes premium llegan a rozar los $140.

Una de las alternativas más conveniente para esta época es el lechón, que no llegó a los tres dígitos y es de los productos más solicitados, ya que el peceto ronda los 150 pesos el kilo.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Los carniceros consultados coincidieron en que, debido a esta situación, las ventas han caído. Por esto, entienden que la tendencia es que en los próximos días los precios se reacomoden y disminuyan.

Desde Protectora, Asociación de Defensa del Consumidor expresaron que han recibido muchísimas denuncias durante diciembre. Por esto, promovieron en su momento un boicot a diferentes productos para tratar de causar un golpe de efecto en el consumo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here