Buenos muchachos, Massa y Othacehe

”Tenemos la satisfacción de sumar un liderazgo nítido en Merlo, no sólo porque conocemos el gran trabajo de Othacehé acá, sino también por lo que simboliza su capacidad de gestión. En términos de trascendencia política, sumamos la experiencia de un intendente de los quilates de Raúl”, sostuvo Massa durante el anuncio de la flamante incorporación a su armado político.

Massa cuenta en su armado con los jefes comunales de Olavarría, José Eseverri; de Hurlingham, Luis Acuña; de San Isidro, Gustavo Posse; de Almirante Brown, Daniel Bolettieri; de Mercedes, Carlos Selva; de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino; de Tigre, Julio Zamora; entre otros.

Además, el exjefe de Gabinete pidió ”mirar hacia adelante” y sostuvo que ”eso significa convocar a todos los sectores políticos a un futuro cuya agenda política esté centrada en tres temas: la inflación, la inseguridad y la inversión”.

En tanto, Othacehé calificó su arribo al Frente Renovador como ”una alegría y un compromiso enorme” y agregó que ”Sergio corporiza un proyecto muy fuerte con una gran proyección que va a transformar la Argentina, porque -sostuvo- el país está para cosas mayores y la gente espera más”.

Segun el diario ”La Nacion”decenas de dirigentes opositores de Merlo denunciaron al intendente como el instigador de persecuciones políticas y violaciones a los derechos humanos. Golpizas, secuestros, causas armadas, sospechosos robos, tiroteos, amenazas de muerte e intimidaciones públicas son algunas de las acusaciones que pesan contra el intendente que lleva 20 años en el poder.

”El Vasco” gobierna Merlo desde 1991. Tiene fama de ser el barón más duro del conurbano. Pese a que acumuló denuncias en su contra, la Justicia nunca lo comprometió. Desde 2003, es un aliado estratégico del kirchnerismo en el conurbano.

Dirigentes nacionales y referentes de organismos de derechos humanos lo señalan como el responsable de la persecución a opositores. El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel definió ante LA NACION el modus operandi del intendente como un ”método violento” utilizado para enfrentar disidentes. ”Las patotas de la intendencia son responsables del temor de los vecinos.

LEÉR MÁS  Tinelli y su equipo de campaña: quiere ganarle a Vidal y si puede, sacarle la presidencia a Macri

Deberían ser investigada. También habría que revisar la actuación de la policía y los jueces”.

Una pieza clave del PJ bonaerense detalló cómo funciona el ”método violento”. ”Primero tiran panfletos anónimos con injurias. Los concejales opositores crean una comisión investigadora que se hace eco de las acusaciones para luego concretar la destitución. Si no alcanza con lo político, van a la Justicia. Con complicidad de la justicia local arman causas y plantan testigos. Si es necesario, el opositor puede ir preso”.

Consultado por las acusaciones, Othacehé declaró en un programa de televisión: ”Mi mala fama es inmerecida. Para gobernar Merlo hay que ser duro. No puedo decir que el común denominador sea mi dureza. En todo caso soy un dialoguista”.

Más que dialoguista, ”El Vasco” es un hombre de familia. Martín, su hijo mayor, y Mónica Arnaldi, su mujer, son concejales. Pablo, otro de sus hijos, es subsecretario de Juventud. Su cuñada, Adriana Vera, preside el Concejo Deliberante. Su nuera, Cintia Carnabuci, es secretaria de Acción Social.

Zulema Othacehé, hermana del intendente, también fue parte del gobierno municipal. Zulema era tesorera del Concejo Escolar hasta que, en 1994, fue expulsada, acusada por un faltante de 1000 dólares. Sin embargo, la mujer afirmó que había sido castigada por interponerse en un negocio de un hombre cercano al intendente.

”Yo sabía, por comentarios de mi hermano, que había sido puesto ahí para hacer negocios. Fui a la intendencia y mi hermano me atendió a los gritos. Me dijo que tenía que aceptar las cosas como eran, sino la iba a pasar mal porque tenía comprada a la policía, a la Justicia y a la prensa”, relató Zulema cuando el tema se convirtió en un escándalo. Días después, desapareció de escena.

LEÉR MÁS  Yasky: "Vamos a volver como lo hicimos después del Golpe del 55 o la dictadura"

”El Vasco”, un hombre alto y fornido de 65 años, comenzó a militar en su adolescencia. Conoció a Rodolfo Galimberti entre tackle y tackle en el Padua Rugby Club. Según consta en la biografía del socio de Susana Gimenez, ambos se sumaron al grupo nacionalista católico Tacuara.

Othacehé también integró la agrupación Cadena, de ultraderecha y antisemita. El episodio más recordado sucedió en 1966, cuando fue parte de un grupo comando que secuestró un avión y lo desvió a las islas Malvinas para que la bandera argentina volviera a flamear en el archipiélago.

Terminada la dictadura, militó en la Renovación Peronista. Fue diputado provincial en 1987 hasta su desembarcó en Merlo. Sólo se alejó del municipio en 1999 para asumir como ministro de Gobierno de la gestión de Carlos Ruckauf. Su paso por la provincia también quedó salpicado por la polémica y las sospechas.

El 23 de mayo de 2001, sorprendió con una frase que quedó en el recuerdo. ”Con los problemas que hay en el país, si entre los justicialistas existiera una intención golpista, De la Rúa caería en 24 horas. Que digo 24, en 12 horas se terminaría”, dijo sin inmutarse en una entrevista con LA NACION.

Ya se hablaba, y mucho, de las grietas del gobierno de la Alianza, pero nadie había enfrentado en público, y con tanta crudeza, al radical. Finalmente, Othacehé fue investigado por la Justicia, acusado de haber instigado los saqueos que terminaron con la caída del gobierno en diciembre de 2001.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here