Por Fernando Alonso, secretario de redacción y enviado especial a Brasilia para diariobae

Dilma y Cristina en sintonía: se afianzan el apoyo estratégico de Brasil a la Argentina. La decisión, que anticiparon a BAE fuentes de acceso directo al Planalto, será expresada como una declaración pública de la presidenta Dilma Rousseff.
Además, una de las fuentes especuló con la posibilidad de una acción más directa que la declaración pública y aunque no quiso especular podría llegar a alguna presentación de carácter formal.
”La Argentina lleva adelante una batalla trascendental para el sistema financiero global y es lógico que el Brasil la acompañe”, dijo la fuente, de conversación directa con la presidenta de Brasil.
La versión fue luego apoyada por fuentes diplomáticas que sin dar precisión reconocieron que fue parte de las conversaciones preparatorias de la cumbre.
Ese compromiso de Brasil es acompañado por la dirigencia empresaria que interpreta que un triunfo argentino en el juicio que se tramita en la Justicia de Nueva York será trascendente para el mundo de los negocios.
”Esta situación provoca mucho ruido para las inversiones en los dos países. Cuando se solucione, va a mejorar el clima de negocios en la Argentina y tendrá por supuesto un impacto positivo para las empresas brasileñas”, dijo la fuente que compartió con Dilma una reunión previa a la presentación de la presidenta en la conferencia industrial que se realizó ayer en el centro de convenciones Guimaraes de la capital brasileña.
”La normalización de la situación financiera argentina será una buena noticia para todos nosotros”, dijo este hombre de negocios.
La habitual tranquilidad de Brasilia se vio alterada no sólo por la presencia de presidentes del Mercosur y países asociados (el venezolano Hugo Chávez se bajó por problemas de salud pero mandó una nutrida delegación) sino también por el velatorio del arquitecto Oscar Niemeyer, creador de la ciudad y que murió el miércoles a los 104 años en un hospital de Río de Janeiro, donde estuvo internado los últimos meses.
El velatorio en el Palacio de Planalto, sede del gobierno de Brasil, se convirtió en un acontecimiento social, con la presencia de funcionarios, políticos, referentes sociales y gran público. ”Brasil ha perdido a uno de sus genios, hoy es día de llorar su muerte, de saludar su vida”, expresó Dilma Rousseff en un comunicado.
La relación de Dilma con los empresarios brasileños pasa por uno de los mejores momentos. El miércoles, en la apertura de las dos jornadas de debate organizadas por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) anunció que prorrogará hasta finales de 2013 el Programa de Sustentación de Inversiones (PSI) como un estímulo para la industria para que pueda beneficiarse de todas las medidas implementadas para fomentar el crecimiento.
La fuente de acceso al gobierno brasileño fue más allá en el respaldo que debería dar a la Argentina. Dijo que debería ser con la palabra, con los actos y si es necesario incluso poniendo a disposición del país parte de las reservas del banco central brasileño.
”Tenemos que ayudar a la Argentina en su pelea con estos fondos pero también para que llegue a un acuerdo con el Club de Paris. Y si es necesario, deberíamos poner a disposición nuestras reservas”, expresó.
Reconoció que se trataría de una operación muy compleja que encontraría resistencia en el Brasil pero la defendió en la necesidad de crear una región estable y en crecimiento. ”Ya no se encuentran acá voces en contra de la integración. Son pocas, no tienen peso; creer que podemos desentendernos de la suerte del país que es nuestro mayor comprador de bienes industriales es ridículo”, dijo.
De todas maneras, aclaró que por ahora sólo se debe esperar un apoyo firme contra los fondos buitres, que la administración de Cristina Fernández podrá hacer valer ante la cámara de apelaciones de Nueva York, que en febrero se pronunciará sobre el reclamo de los fondos buitres por u$s1.300 millones que convalidó el juez Thomas Griesa.
La especulación es que en ese fallo la cámara acompañará la posición argentina que ofrecería una apertura del canje en los mismos términos de 2005 y 2010 y dar lugar a la denominada cláusula de pari passu o tratamiento igualitario a todos los acreedores.

LEÉR MÁS  Vila-Manzano vendió Supercanal a un ex-Movicom

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here