Boudou asistió a la investidura de Rousseff, a quien saludó en el Palacio Planalto, en representación de la Argentina, debido a la fractura de tobillo izquierdo que sufrió días pasados la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que le impidió viajar a la ceremonia por recomendación médica.

Durante su discurso luego de asumir, Rousseff destacó la necesidad de reimpulsar la expansión de la economía para revertir el bajo crecimiento registrado por Brasil en 2014, año en que fue reelecta en el balotaje de octubre, donde se impuso por un margen de 3 puntos sobre el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aecio Neves, y logró el cuarto mandato consecutivo para el Partido de los Trabajadores (PT).

”Más que nadie sé que Brasil necesita volver a crecer y los primeros pasos para ello pasan por un ajuste fiscal y un aumento del ahorro público, pero haremos eso con el menor sacrificio posible para la población, en especial para los más necesitados”, dijo Dilma en el discurso que dio inicio a su segundo mandato de cuatro años.

”Lo imposible se hace ahora, los milagros quedan para después”, sentenció Rousseff, quien tras agradecer el apoyo de su mentor y ex presidente Lula Da Silva, destacó los logros obtenidos por el ciclo de gobiernos del PT al indicar que hoy Brasil tiene ”la primera generación de brasileños que no vivió la tragedia del hambre”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here