Bonadio refuerza el pedido de prisión a Cristina con más pruebas

Las declaraciones de José López complican a la ex mandataria. Este aseguró que cobraba las coimas para Néstor y Cristina Kirchner.

El secretario de Obras Públicas José López declaró ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio y admitió que el dinero de los bolsos escondidos en el Convento eran de Cristina Fernández de Kirchner.

Además aseguró que la ahora senadora nacional por Unidad Ciudadana nunca fue ajena al esquema de sobornos montado por su marido cuando asumieron en la Casa Rosada.

López es uno de los veinte “imputados arrepentidos” que Stornelli logró hacer “hablar”, un récord absoluto para una causa judicial por corrupción.

Esa declaración de López será el nudo central que usará el juez Claudio Bonadio para procesar a Cristina, quien también pediría su prisión preventiva. El escrito que hace temblar a los empresarios más influyentes del país, a la oposición y al oficialismo, la prensa y la opinión pública informada, se conocería el lunes o el martes.

LEÉR MÁS  Un mendocino dijo que le robaron el auto en la Oktoberfest pero olvidó donde lo había dejado

Según declaró López los nueve millones de dólares arrojados al convento eran de Cristina, y había sido Fabián Gutiérrez, secretario privado de la primera, quien le había dado la orden de cambiar ese dinero de lugar.

Además explicó que la noche del 13 de enero de 2016 Gutiérrez le hizo llegar ese dinero en su domicilio de Capital Federal. Ante esta situación López, según contó, recordó el convento al que solía ir junto a Julio De Vido.

En su primera declaración el ex secretario de Obras Públicas había asegurado que ese dinero no era suyo, sino de la “política”, aunque en ese entonces se negó a dar nombres por miedo a su familia.

LEÉR MÁS  Préstamos Anses: todo lo que los jubilados deben saber para acceder a ellos

Además explicó que si bien el cobraba las coimas, los receptores finales eran Néstor Kirchner, primero, y Cristina, después.

La confesión de José López, que según fuentes que conocen el caso es rotunda por su nivel de veracidad y descripción de cómo funcionaba por dentro la matriz de la probable corrupción K, ayudó a los investigadores a conocer cómo sería el armado de la “organización criminal” que se extendería a otros ministerios y a otros recaudadores de los Kirchner.

En base a esto y algunas escuchas telefónicas solicitadas, el juez federal Claudio Bonadio espera reunir las suficientes pruebas para pedir el desafuero de la ex mandataria y luego intentar su detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here