El ministro de Economía, Axel Kicillof, calificó hoy como “un éxito” y como una muestra de ”confianza” en el país, a la operación en la que se pagó de manera anticipada 185 millones de dólares del Boden 2015 que vencen en octubre del año que viene, y el canje de otros 377 millones de esos títulos por el Bonar 2024, sobre un total de 6.700 millones.

”En este marco catastrófico económico mundial, hemos recibido un espaldarazo de confianza para el año que viene, aún cuando los fondos buitres han querido desprestigiar al país”, dijo Kicillof al presentar los resultados de la operación esta tarde en el Palacio de Hacienda.

”En momentos en que hay retiro de dinero de los países emergentes, acá solo se cambiaron 185 millones de dólares, y se quedaron con nuestros títulos. El test de confianza ha dado positivo porque nadie se ha querido llevar los dólares”, dijo el funcionario.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

El pago anticipado de 185 millones de dólares por títulos Boden 2015, a 97 dólares por cada lámina de 100, “representan solo el 2 por ciento del total puesto en juego”, destacó el ministro, en una conferencia en la que estuvo acompañado por el secretario de Política Económica, Emanuel Álvarez Agis, y el secretario de Finanzas, Pablo López.

Además de este pago anticipado, otros tenedores cambiaron sus Boden 2015 por títulos Bonar 2024, por un monto total de 377 millones de dólares.

”En un marco donde hay volatilidad y desconfianza en los mercados de toda la región, hemos recibido una contundente respuesta de los inversores que nos dijeron ‘preferimos quedarnos con los bonos argentinos”’, aseguró el ministro.

Kicillof también ponderó que otros inversores compraron 286 millones de dólares de Bonar 2024, dando una muestra “de la solvencia y la confianza en que hay sobre el manejo de la economía del país”.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

Recordó que esta operación de pago anticipado y canje del Boden 2015, que se lanzó el jueves de la semana pasada, “estaba destinada a desalentar las maniobras especulativas, lanzadas entre otros, por los fondos buitres” para desprestigiar la capacidad de pago de Argentina.

Pero una vez hecha esta oferta “la gente decidió quedarse con los bonos, los que vamos a pagar en tiempo y forma como lo hemos venido haciendo en los últimos diez años”, subrayó el titular del Palacio de Hacienda.

Destacó que esta operación se dio en un adverso contexto del mercado financiero, en el que la caída de los precios del petróleo, arrastro los valores de las compañías petroleras en la Bolsa de Comercio, los precios de otras compañías, y elevó la tasa de Riesgo País de los mercados emergentes.

“Ha sido una semana realmente negra para todos los mercados”, dijo Kicillof y destacó que “hubo movimientos muy abruptos de éxodos de capitales en la región y también han caído los productos de exportación de muchos países”.

LEÉR MÁS  Cornejo piensa reactivar Vale y exportar petróleo

“Nadie ha decidido llevarse los dólares del país, solo el 2 por ciento ha decidido cobrar en efectivo este año. Hemos recibido pedidos de canje por 377 millones de dólares que decidieron canjearlo por el Bonar 24. Esto fue absolutamente voluntario, han querido quedarse con los bonos y no llevarse el dinero”, concluyó el funcionario.

La propuesta de canje voluntario o de compra anticipada abrió formalmente el miércoles y cerró durante la jornada de hoy. Comprendió a los tenedores de Boden 2015.

La operación contemplaba un “pago anticipado” de 97 dólares por cada lámina de 100 dólares del Boden 2015 o bien canjear esos bonos por otros con vencimiento en el 2024, a una paridad de 99,7 dólares por cada lámina de 100 dólares.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here