Binner, Sanz y la disputa que viene: el liderazgo nacional del panradicalismo

El socialista apuesta a conseguir el apoyo de referentes territoriales de la UCR en el interior, mientras el flamante presidente del Comité Nacional radical apunta a quedar como ”el gran armador” de una coalición ”no peronista”.

Ambos dirigentes apuestan a quedarse con la candidatura presidencial de una coalición ”no peronista”. Uno de ellos –el ex gobernador de Santa Fe y actual diputado nacional Hermes Binner– quiere surgir como el ”candidato natural” y evitar las primarias abiertas. Para esto, entre otras cosas, apunta a sumar el apoyo de dirigentes territoriales de la UCR, la fuerza con la rivaliza con en la interna no PJ.

El otro que está en carrera –el senador boina blanca Ernesto Sanz– se quedó con la conducción nacional de su partido. Desde ese lugar aspira a quedar como ”el gran armador” del frente y, sobre esa base, mejorar sus índices de popularidad y proyectarse. En su entorno definen la estrategia del siguiente modo: ”Hay muchos candidatos y pocos líderes políticos.”

En este juego de espejos hay que resaltar algunas diferencias. Binner es referente indiscutido del Partido Socialista y el Frente Amplio Progresista (FAP). Quedó segundo en la competencia presidencial de 2011 y en octubre pasado salió primero en su distrito con el 42,3% de los votos. Sanz, en cambio, tiene rivales en su propia fuerza. Su lugar al frente de la UCR no se apoya en un resultado electoral sino en el trabajo político hacia dentro del partido.

En el entorno de Binner sostienen que su jefe apuesta al ”modelo Santa Fe”, donde desde el año 2007 gobierna una coalición entre socialistas y radicales hegemonizada por el socialismo.

LEÉR MÁS  Bono de fin de año de $3.000 para beneficiarios de planes sociales

Con este esquema en el horizonte, y para quedarse ahora con el liderazgo nacional panradical, el ex gobernador comenzó semanas atrás sus giras por el interior del país. Tenía –y tiene– dos objetivos: fortalecer el FAP y captar referentes territoriales radicales que apoyen su candidatura, aunque él no sea un ”pura cepa”. En la lista de los dirigentes con los que Binner viene tejiendo están el gobernador radical de Corrientes, Ricardo Colombi, y la intendenta de Resistencia, Chaco, la también radicha Aida Ayala.

En el binnerismo sostienen que es ”muy importante” forjar la coalición panradical como alternativa para 2015. Pero cuando se trata de definir el método para seleccionar al candidato, a diferencia de los radicales, no hacen flamear el recurso de las PASO como la última esencia de la política.

”A lo mejor no son necesarias”, remarcan, afirmando que el ex gobernador podría ser el ”candidato natural”, por estar ”mejor posicionado que cualquier dirigente de la UCR en las encuestas”, por haber ”quedado segundo en la última elección presidencial”, detrás de Cristina Fernández, y por haber ”ganado en su distrito en octubre pasado”.

En el entorno de Sanz la visión es muy distinta. Parten de la base de que las primarias abiertas serán inevitables y de que la meta ahora es ”consolidar la coalición”. Para esto, el lugar de conducción del partido es ”central” y sería la plataforma desde la que el mendocino se proyectaría como presidenciable.

LEÉR MÁS  Notorio crecimiento político de Alberto Rodriguez Saá

Respecto de los bajos niveles de conocimiento que tiene el senador a nivel nacional, según todas las encuestas, en su entorno minimizan el asunto. Sostienen que ”si los índices de conocimiento fueran tan importantes, (Elisa) Carrió y (Mauricio) Macri ya deberían haber sido presidentes”. ”Sobran candidatos, faltan líderes políticos”, disparan, con la convicción de que Ernesto mostrará su calibre al quedar como ”el gran armador” del frente ”no peronista”.

Dentro de esa estrategia se enmarca el encuentro que el presidente del Comité Nacional de la UCR tuvo días atrás con la jefa del GEN, Margarita Stolbizer. Y otras reuniones, reservadas, que ha tenido con referentes como el lilito y ex diputado Juan Carlos Morán, un modo de morderle dirigentes a Carrió, que también anunció su pretensión de anotarse en la interna no PJ.

En este cuento hay un tercero en cuestión. Es el ex vicepresidente Julio Cobos. Fue dejado en el lugar de actor de reparto por sus correligionarios, a pesar de ser el dirigente radical que mejores resultados consiguió en las últimas elecciones. En el cobismo despotrican señalando que ”en el peronismo, con los votos que sacó, sería el número uno”. Y sostienen que el ex vice ”apuntará a sumar respaldo en la sociedad”, y no en la interna partidaria, que dan por perdida.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here