El candidato a presidente por el Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, reclamó al gobierno nacional ”reconocer” que la Argentina será afectada por la crisis económica mundial y advirtió que, para controlar la inflación, ”los empresarios deberán ganar menos” y los trabajadores ”no” pedir subas salariales.

 

Para Binner la inflación se combate ”con políticas claras. Una es, por ejemplo, este diálogo de bueno, vamos a ver cómo transitamos este tiempo donde los empresarios ganarán menos y los trabajadores no pedirán demandas de crecimiento salarial, y tratemos de pasar este momento”.

 

Durante una entrevista con DyN en la sede del Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro), Binner pidió ”reconocer el problema” de la inflación y, por otro lado, cuestionó que los partidos políticos ”se convirtieron en espacios para forjar sólo candidaturas”.

 

A continuación se destacan los principales conceptos de la entrevista que el gobernador de Santa Fe le concedió a esta agencia:

 

¿Cuáles son sus expectativas en vista a las próximas elecciones?

HB: Nos estamos preparando para gobernar la Nación, por eso presentamos el programa, los equipos técnicos, tenemos este ambiente que es el Cemupro para estudiar las políticas públicas. Esta posibilidad de incluir sectores políticos y sociales que proceden de distintas vertientes es también el grado de coincidencia que logramos para hacer el FAP.

 

¿Cómo se soluciona la crisis política en la Argentina?

HB: Creando frentes o mejorando los partidos existentes, porque las fuerzas políticas se convirtieron en espacios para forjar sólo candidaturas y en realidad necesitamos que se tenga una formación hacia su gente, que se difunda ideas, que se analice el estudio de los problemas.

 

¿Cómo se revierte el resultado de las primarias?

HB: En política aplicar modelos es complejo. Creo que tenemos que hablar de propuestas integradoras de cada una de las cuestiones que tiene que resolver el Estado o facilitarlas.

 

¿Cómo logra que un ciudadano que votó por la presidente Cristina Kirchner en las primarias, el 23 de octubre lo vote a usted?

HB: Los gobiernos que se creen infalibles porque tienen el 50 por ciento de apoyo entran en terreno difícil de sostener. No compartimos esta forma de gobernar que tiene el kirchnerismo que confunde el Estado con los partidos, las instituciones y es fundamental defenderlas, que existan instituciones públicas, privadas, que haya diálogo y poder establecer una alianza estratégica.

 

Algunos opositores asimilan las propuestas del FAP con las que ya implementa el Gobierno, ¿cuáles son las diferencias con el Ejecutivo nacional?

HB: Yo no escucho a hablar de salud a la Presidente, no la escucho hablar de pobreza, del millón de jóvenes que no estudian ni trabajan y no son pequeños problemas. Por eso estamos en partidos diferentes.

 

¿Se considera funcional al Gobierno?

HB: Hay que avalar lo que está bien y rechazar lo que está mal.

 

¿Piensa retomar las conversaciones con el radicalismo después de las elecciones?

HB: Tenemos abierto el diálogo con todos, no le cerramos el diálogo a nadie. Estamos en un proceso electoral que se inició hace tiempo, y ahora no se puede cambiar nada. Leeremos el escenario el lunes 24.

 

¿Cuál podría ser el impacto de la crisis internacional?

HB: Es una temeridad hablar de una Argentina blindada cuando Europa está en una crisis fenomenal, los Estados Unidos y México tienen problemas importantes. Los hechos están demostrando que desde el mes que le enviamos la carta a la Presidente, muchas variables han cambiado. Cambió el precio de la soja, se devaluó el real, el dólar está en una situación compleja. Los períodos de crisis y bonanza se pueden dar en cualquier país del mundo aún haciendo cosas porque hay crisis que están derivadas del sistema capitalista.

 

¿Qué debe hacerse a su entender con el tema inflacionario?

HB: Primero hay que reconocer el problema y segundo hay que buscar la forma de desinflacionar (sic) el país. Si tenemos países como Uruguay, como Chile, como Brasil, que tienen 4, 5 o 6 por ciento de inflación y nosotros tenemos el 24, 25 o 26 por ciento de inflación, vamos por un camino donde nunca vamos a poder consolidar un acuerdo…

 

Entonces, ¿cómo se combate la inflación?

HB: Con políticas claras. Una es, por ejemplo, este diálogo de bueno, vamos a ver cómo transitamos este tiempo donde los empresarios ganarán menos y los trabajadores no pedirán demandas de crecimiento salarial, y tratemos de pasar este momento. Otro es con un banco de desarrollo que permita industrializar el país. El problema de la inflación tiene que ver con una oferta que no está acorde con el momento de bonanza y por eso hay que establecer ventajas en el mercado interno, pero también en el mercado externo. Cuando los empresarios van acompañados por gobernantes tienen mejores resultados y son mucho más creíbles. Hay que industrializar los commodities y salir a vender nuestros productos en el exterior.

 

¿Cómo garantiza la continuidad del FAP tras las elecciones?

HB: En Santa Fe, el Frente Progresista Cívico y Social lleva 20 años y nadie dice que se va, estamos todos agarrados de la mesa y sabemos que si nos vamos de ahí, quedamos a la intemperie. Es importante la democracia interna también porque si planteamos el diálogo hacia afuera, tenemos que plantear diálogo hacia adentro; si no, no es creíble. La mesa (nacional del FAP) está armada y hay que darle más institucionalidad e inscribirlo como frente.

Infobae

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here