El candidato a presidente por el Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, dialogó en exclusiva con ElArgentino.com sobre sus expectativas para las elecciones generales del 23 de octubre y destacó: “Estamos entusiasmados con la posibilidad de llegar a ser Gobierno y llevar nuestros proyectos adelante”

 

 

Aunque siempre es discreto con sus respuestas, esta vez al aspirante presidencial se lo ve entusiasmado y hasta se anima a decir que, “el 50 por ciento que no eligió a Cristina, se van a ver representados en las propuestas del FAP”

 

Con su candidatura para conducir al Ejecutivo, Binner completa una carrera que empezó como intendente de Rosario para después convertirse en diputado y finalmente llegar a la gobernación de Santa Fe.

 

EA: ¿Qué puede cambiar en el electorado que votó en las PASO?

HB: Las primarias fueron muy importantes. Sobre todo analizando que en cinco semanas de campaña hayamos logrado más de dos millones de votos. Estábamos ante un sector de la población que no tenía representación política en ésta democracia representativa, se vio reflejada en nuestras prepuestas y supo darnos un lugar. Confiamos en que esa representación será aún mayor en las elecciones generales.

LEÉR MÁS  Bonafini: "Los del gobierno son la muerte"

 

EA: Usted critica varias debilidades al gobierno, pero sin embargo en las PASO, más del 50 por ciento del electorado lo respaldó. ¿Cuál es su reflexión?

HB: No por sacar el 50 por ciento de los votos se solucionan los problemas. Todavía hacen falta políticas activas que puedan abordar el tema de la pobreza. Hoy tenemos un 30 por ciento de hogares pobres y un millón de jóvenes que no estudia, ni trabaja.

 

EA: ¿Pero por qué la mayoría vuelve a elegirlos?

HB: Por los mismos motivos que en su momento votaron a Menem y le dieron el 55 por ciento de los votos: intereses económicos. Es más, conozco a mucha gente que públicamente dice que no votó a Cristina y sé que por conveniencia sí lo hicieron.

 

EA: ¿Considera que la falta de conocimiento de su imagen le restó votos?

HB: No cuento con la base de fuerza que tienen el peronismo o el radicalismo. Lo que sí tengo es un gran convencimiento y es que Argentina necesita un cambio y ese cambio la debe proporcionarlo la fuerza que asuma. Por eso, en el FAP tenemos referentes tan diversos que constituyen este espectáculo progresista.

LEÉR MÁS  Repudio en las redes sociales por esta campaña

 

EA: ¿Cree que la falta de solidez de los partidos de oposición debilita la democracia?

HB: La realidad política de los partidos y la facilidad para resquebrajarse por la falta de diálogo es la principal debilidad y esa gran falencia no se logró superar hasta ahora. El Partido Socialista, donde estoy afiliado desde los 16 años supo ser un partido donde había jóvenes a los que se les enseñaba, había elementos doctrinarios, propuestas y un crecimiento con promesas reales. Hoy cuesta mucho lograr una unidad, pero no creo que atente contra la democracia.

 

EA: ¿Cómo se revierte ésta situación?

HB: Trabajando por el fortalecimiento de las fuerzas políticas, pensando menos en las próximas elecciones y más en las próximas generaciones.

 

EA: Si hubiese prosperado la coalición con Ricardo Alfonsín, ¿los resultados en las urnas hubiesen sido otros?

HB: Entramos en terrenos de suposiciones. La realidad es que estamos en el FAP y tenemos un camino abierto para llegar a gobernar este país y tenemos un gran conocimiento previo para hacerlo bien.

 

EA: ¿Qué piensa sobre la alianza de Alfonsìn con De Narváez?

LEÉR MÁS  Cornejo pidió a los mendocinos “un voto de aprobación”

HB: Son ellos quienes deberían hacer un análisis post-electoral. Yo no tengo nada que decir.

 

EA: Sin embargo, usted rompió el dialogo con Alfonsín a causa de su acercamiento con De Narváez…

HB: Francisco es una excelente persona y no tengo nada en contra suyo. Manejamos conceptos diferentes sobre la palabra progresismo y de cómo resolver los problemas de coyuntura.

 

EA: En el acto que compartió con la Presidenta ¿qué lo impulso a hacer tal denuncia por proselitismo?

HB: Lo que nosotros planteamos es que no se usen los actos de gobierno para hacer campaña política porque es desleal. Este es un gobierno que no dialoga porque cree que el 50 por ciento de los votos los protege. Me recuerda a los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa.

 

EA: ¿Está comparando al gobierno actual con el de Menem y De la Rúa?

HB: No, sólo estoy comparando su comportamiento en relación a la cantidad de votos que recibieron en las urnas. Este gobierno no comprende que el porcentaje de votos que saquen no le da la categoría de infalibles.

ElArgentino.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here