El actual embajador de la Argentina en Costa Rica, el general retirado Martín Balza, volvió a remover ayer la causa por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador y en una extensa entrevista al semanario Miradas al Sur, dio detalles de la operatoria ilegal y señaló al entonces ministro de Economía Domingo Cavallo como uno de sus gestores.

Su argumentación que apuntó a deslindar una vez más al Ejército de la venta fraudulenta de armas se da una semana después que el principal condenado por el contrabando, el ex presidente Carlos Menem, solicitara ante la Corte Suprema que se revoque su condena como coautor del delito de contrabando agravado, dictado el 8 de marzo por la Cámara de Casación Penal.

LEÉR MÁS  “No sentimos que tenga que costarle el cargo”

Balza explicó con detalle que la orden para la venta ilegal no pasó por el conocimiento de las autoridades militares de entonces, sino que ”quien concretó este contrabando ilegal de armas fue Fabricaciones Militares, que dependía del ministerio de Defensa”, cuyo titular era Oscar Camilión.

El general retirado, que para la época de los hechos era Jefe del Estado Mayor General del Ejército y como tal fue en un principio imputado en la causa, dijo que ”entre las muchas firmas están las de los ministros Erman González (Interior) y Oscar Camilión; del ministro de Economía de entonces, Domingo Cavallo, y del canciller Guido Di Tella. Esta operación tiene una particularidad -afirmó-, el ministro Cavallo liberó a la Aduana del control por medio de un decreto”. En este sentido, destacó que el ex ministro menemista ”autorizó a cobrar reintegros por el material exportado”.

LEÉR MÁS  Amenazas contra el titular de Suteba: “Te vamos a hacer desaparecer”

El diplomático cuestionó la defensa no solo de Cavallo, quien no fue procesado en la causa, sino de González y Camilión, quienes argumentaron durante el juicio que habían firmado los decretos bajo engaño. En ese sentido, Balza dijo que le costaba creer en ese argumento ”que conllevaban delitos agravados”. Y explicó que ”en el juicio por contrabando no hubo un solo hombre del Ejército, bajo órdenes mías, que hubiese respondido por esta operación. Sí hubo militares de extra fuerza, bajo las órdenes de Camilión, no en la orgánica del Ejército, citados. La Justicia determinó que ni el Ejército ni su jefe tuvieron que ver”.

LEÉR MÁS  “Portezuelo del Viento es una obra vital para Mendoza”

Y el jefe era el mismo Balza, quien el 6 de junio del 2001 prestó declaración indagatoria y terminó en prisión preventiva durante siete meses y 20 días. Solo dos años después, en 2003, cuando ya había sido designado embajador argentino ante Colombia fue sobreseído en la causa de los cargos de asociación ilícita, contrabando, falsedad ideológica y malversación de caudales públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here