Para Agustín Salvia, director del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, “en el primer trimestre – de 2018- va a haber un aumento en la pobreza”.

La razón: el índice inflacionario de diciembre, del 3,1% anunciado la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El aumento de la inflación, genera más pobreza según Salvia.

“Si bajan las tasas de interés y se reactiva el mercado interno, como plantea el gobierno, habrá un aumento de la demanda de empleo y esto tenderá a compensar el aumento de la pobreza y eventualmente a reducirla”, indicó el funcionario de la UCA.

El último informe de la Universidad Católica en diciembre último, afirmó que el 31,4 por ciento de la población se encuentra bajo la línea de la pobreza y el 5,9 por ciento de la indigencia. Hay 13,5 millones de pobres y 2,54 millones de indigentes.

LEÉR MÁS  Una familia tipo necesitó $18.800 para no caer por debajo de la línea de pobreza

El Indec marcó que la pobreza es del 28,6 por ciento, y la indigencia es del 6,2 por ciento.

Y casi la mitad de los menores hasta 14 años (48,4 por ciento) son pobres. Para Salvia, los incrementos en los planes sociales y las jubilaciones “pueden compensar un poco este aumento de la pobreza”.

Y consideró que si bien el cambio de la fórmula de movilidad “a nivel de los ingresos per cápita no cambia mucho la situación de vulnerabilidad (de los jubilados). Es más importante el efecto inflacionario si no se detiene, que degrada la capacidad de compra. Y más importante es que alguien en el hogar consiga un trabajo y tenga un ingreso distinto que le permita salir de la pobreza”.

LEÉR MÁS  Hugo Moyano acordó un aumento del 25% y frenó el paro

Salvia reconoció el dinamismo en el empleo que produce la construcción a través de la obra pública, pero señaló que “el mayor impacto en términos de empleo no lo está generando la obra, sino que se logrará con la construcción privada familiar. Ahí puede haber un encadenamiento positivo”, analizó.

“En términos de infraestructura la situación tiende a mejorar porque la obra pública está dirigida a sectores de bajos ingresos y las inversiones tienen un impacto importante, transporte, cloacas o agua. En 2017 se observaron mejoras y es de esperar que se mantengan, porque parte del déficit está puesto en estas inversiones de bienestar”, finalizó Salvia.

LEÉR MÁS  El Papa y una indirecta al Gobierno por la ley de medios: “Así empiezan las dictaduras”

Por su parte, el dirigente industrial José Urtubey, aseguró que los principales problemas de la Argentina son la inflación y la pobreza, a lo que agregó que no hay entendimiento común sobre cuál es la mejor salida.

“Hay que fortalecer la oferta productiva, el gobierno está equivocado en cómo solucionar eso, la única salida es trabajar y buscar consenso entre todos los actores de la sociedad”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here