Arribas: el Gobierno salió en defensa del titular de la AFI

Tras 24 horas de silencio, el Gobierno se pronunció ayer por primera vez sobre el caso que vincula a Gustavo Arribas, titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), con las transferencias bancarias por casi US$ 600.000 realizadas por Leonardo Meirelles, condenado por la justicia brasileña en el Lava Jato.
»Por ahora es un cúmulo de insinuaciones. Seguramente (Arribas) aportará los elementos para brindar esa explicación», sostuvo el ministro de Justicia, Germán Garavano. El funcionario, que habló ante periodistas en la Casa Rosada, negó que el jefe de la AFI tenga que dejar su cargo, aunque -dijo- será »una decisión del Presidente, según cómo evolucione la cuestión».
También el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta se refirió al caso, después de anunciar el comienzo de obras en la ciudad junto a Mauricio Macri y a la gobernadora María Eugenia Vidal. Su primera frase incluyó una gaffe: »En este país somos todos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario, es un derecho constitucional». Y después destacó que Arribas »ya se puso a disposición» de la Justicia. »Es lo primero que hizo, y es un caso que la Justicia tiene que investigar», agregó.
Después de conocerse la información sobre los giros de dinero a la cuenta en Suiza de Arribas, el Presidente no se refirió al tema en sus intervenciones públicas, pero sí lo hicieron ayer dos funcionarios cercanos, el ministro de Justicia y el jefe de gobierno porteño.
Tras la denuncia de Elisa Carrió, el tema todavía genera asperezas dentro de Cambiemos. Según confiaron fuentes partidarias, varias voces se pronunciaron en la UCR en favor de que el titular de la AFI se aleje momentáneamente de su cargo hasta que la Justicia investigue su responsabilidad en el caso, como sucedió con Juan José Gómez Centurión, titular de la Aduana. Hasta ahora, el único pronunciamiento oficial fue hecho por el jefe de Cambiemos en Diputados, Mario Negri, que dijo que Arribas »debe comparecer ante la Justicia y aclarar en forma urgente la información».
Desde la Coalición Cívica -que anteayer presentó una denuncia- sólo insistieron en que Arribas debe entregar »cuanto antes» la información a la Justicia.

El intermediario brasileño Meirelles giró 600.000 dólares a la cuenta de Arribas mediante transferencias bancarias realizadas en septiembre de 2013, un día después de que se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para Odebrecht.
Los giros se concretaron desde Hong Kong a través de la empresa RFY Import & Export Ltd, que la Justicia calificó como una »empresa de fachada», destinada al pago de soborno y el lavado de activos.

Nueva denuncia
Un día después, ayer también reaccionó el kirchnerismo. Un grupo de diputados encabezados por el jefe del bloque en Diputados, Héctor Recalde, presentó una denuncia en Comodoro Py para que se investiguen las transferencias a la cuenta de Arribas en el Credit Suisse.
»Dichas transferencias coinciden con un nuevo -y en apariencia- definitivo impulso al proyecto para el soterramiento del Sarmiento, a cargo del consorcio de empresas integrado por Odebrecht; la argentina Iecsa, de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri; la española Comsa, y la italiana Ghella», señala la denuncia.
En plena feria judicial de enero, la presentación recayó en el juzgado de Sebastián Casanello. Fuentes judiciales descuentan que, tras la denuncia realizada ayer por Carrió, ambas investigaciones se unirán por estar enfocadas en el mismo hecho. La causa generada por la líder de la Coalición Cívica -la más antigua- será instruida por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here