Argentina, entre los mejor posicionados para enfrentar una crisis externa

 

 

La dinámica de la economía global cambió con el surgimiento de un nuevo conjunto de mercados de rápido crecimiento (RGM), que desafían la posición de las economías avanzadas con un crecimiento estimado de un 6,2%, casi cuatro veces más que lo esperado en la Eurozona.

 

Este resultado surge del Pronóstico para Mercados de Rápido Crecimiento (RGMF) de Ernst & Young, un pronóstico macroeconómico coproducido con Oxford Economics y basado en el Modelo Econométrico Global de Oxford Economics que se realiza trimestralmente y toma como referencia de estudio a algunos países, como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, China, India, Rusia, Corea, Malasia, Tailandia, Indonesia, Vietnam, Republica Checa, Ucrania, Polonia, Turquía, Egipto, Arabia, Qatar, Nigeria, Sudáfrica y Ghana.

 

Según el informe, en promedio, estos países han crecido en un 5,8% anual durante la década pasada, tres veces más que las economías avanzadas, y se estima que este ritmo acelerado las superará en más de un 3,5% anual durante la próxima década, suponiendo que enfrenten las presiones inflacionarias y tengan una infraestructura establecida suficiente para asegurar un crecimiento a largo plazo.

 

Se espera más crecimiento sólido

Los RGM se recuperaron considerablemente de la recesión global, puesto que su PBI en 2010 aumentó 7,3% promedio, de regreso a las tasas de auge que precedieron la crisis financiera mundial y mucho más rápido que el crecimiento anterior a mediados de los años 2000. El pronóstico prevé para 2012 un crecimiento promedio del PBI para los RGM de casi el 6 por ciento.

 

Potencial de crecimiento

Según el informe de Ernst & Young, existen varios motivos para ser optimistas con respecto a los RGM durante los próximos 10 años. Si bien este grupo de países logró un crecimiento significativo en la última década, aún existen perspectivas muy positivas para el futuro. La continuación de la industrialización y la urbanización, junto con el significativo aumento de la población y la aparición de una clase media importante, estimularán el crecimiento permanente.

 

La mejora en la gestión económica, la estabilidad política, las altas tasas de inversión y de ahorro y el hecho de evitar las deudas altas en su totalidad han aumentado las tasas de inversión de las empresas occidentales a medida que buscan el crecimiento en los RGM frente a la debilidad de los mercados de la vivienda. Las entradas de inversión extranjera directa a todos los RGM han aumentado de u$s205 000 millones en 2000 a u$s444 000 millones en 2010, recibiendo cerca del 50% de las entradas globales de inversión extranjera directa.

 

Camino accidentado por delante, pero positivo

De acuerdo al estudio, entre las dificultades se incluyen evitar las presiones inflacionarias que surgen del sobrecalentamiento de la economía, manejar los efectos de las entradas de capital en la competitividad de sus industrias manufactureras y asegurar que su infraestructura (física y humana) sea suficiente para favorecer su potencial de crecimiento a largo plazo.

 

Efecto de la desaceleración global en emergentes

El débil panorama para las economías avanzadas continuará afectando el crecimiento en los RGM en 2012. La dependencia emergente en el comercio con las economías avanzadas ha disminuido desde mediados de los años 2000, lo cual refleja el descenso relativo de las economías avanzadas y la fortaleza del crecimiento de la demanda interna en los RGM, que ha impulsado un aumento del comercio entre las regiones. Pero aún así, las exportaciones desde los RGM hacia las economías avanzadas aún son equivalentes a casi el 15% del PIB de los RGM.

 

En los RGM, tanto los países de América como de Asia han sufrido la desaceleración más marcada en el crecimiento, lo que refleja su dependencia del comercio y la contracción de la política en sus economías más importantes.

 

En el caso de la perturbación por la crisis de deuda de la Eurozona que origina una prolongada recesión en esa región y un estancamiento del crecimiento en Estados Unidos en 2012-13, el estudio de Ernst & Young estima que el crecimiento del PIB se reduciría al 3,2% en los RGM en 2013, mucho menor que el 6,8% que se espera actualmente, pero seguiría despertando la envidia de las economías más avanzadas.

 

Panorama optimista para los RGM

El panorama económico global es muy incierto, puesto que existen los riesgos de una reanudación de la recesión en las economías avanzadas y un crecimiento de la crisis financiera generalizado. Sin embargo, los RGM cada vez están desarrollando su propia masa económica crítica y la mayoría tiene los medios financieros, si es necesario, para favorecer el crecimiento y proteger sus sectores bancarios con el fin de evitar efectos significativos.

Infobae

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here