Argentina avanza en la sustitución de importaciones

Por Darío Gannio para diariobae

El Gobierno intentará en 2013 implementar una segunda fase de sustitución de importaciones con más apertura en algunos sectores y más protección en los que intentará desarrollar. A través de los ministerios de Industria y de Ciencia y Tecnología, sienta a la mesa a las empresas que importan insumos y a los emprendedores que podrían fabricar el producto dentro del país y les ofrece financiamiento. Autopartes, agropartes, textil, maquinaria agrícola, microelectrónica, electrónica para industrias y las cadenas de valor de minería y de la construcción son algunas de las áreas elegidas para reforzar la producción local.

Varios empresarios confían en que el año próximo la restricción a la entrada de productos va a ceder y los importadores aseguran que la imposición del ”1 a 1” (exportar por el mismo valor de lo que se importa) ya es más flexible. Sin embargo, en algunas áreas la lógica sería mantener la protección a las industrias locales y desarrollar la producción de insumos y bienes que hasta ahora no se habían sumado a la estrategia.

Para iniciar el procedimiento, luego de realizar un estudio de mercado, el Ministerio de Industria convoca a una serie de encuentros a los empresarios que importan productos con potencialidad de producirse localmente y los reúne con posibles proveedores de insumos. Además, suman a la mesa al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que presta asistencia técnica en la etapa previa y luego trabaja directamente en las gestiones elegidas con el objetivo de agregar valor tecnológico para que la calidad de la sustitución sea similar a la importada.

LEÉR MÁS  El nuevo Asesor de Gobierno defenderá el fracking

”Se seleccionan determinadas actividades en las que el INTI aportará y en donde la sustitución tiene un alto impacto”, aseguró a BAE el presidente de la entidad, Ricardo Del Valle, que enumeró a las autopartes, agropartes, electrónica, cadena de valor de minería y de la construcción como las prioritarias.

”El ministerio establece porcentajes de sustitución y hay un programa cada vez mayor de productos que son importados”, señaló Del Valle.

En cuanto a los plazos, los sectores que requieren más tiempo son el de microelectrónica (que necesita un mínimo de dos años) y el de las petroleras. Las que llegan a la sustitución más rápidamente son las de autopartes, que son las que más acceso al financiamiento tuvieron estos años: recibieron créditos del Bicentenario por casi 2.000 millones de pesos.

Paralelamente, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que ofrece diferentes instrumentos de financiamiento, también reúne a empresas ”tractoras” con otras candidatas a sustituir lo que la firma trae desde el exterior. A través de su plataforma de demandas de transferencia tecnológica presenta distintas necesidades de innovación tecnológica de productos que podrían ser fabricados en la Argentina.

Luego de las reuniones, el ministerio acerca créditos blandos, en el marco del Programa de Desarrollo de Proveedores. Uno de los proyectos en los que trabajó esta jurisdicción en 2012 fue el del desarrollo de válvulas nacionales por $5 millones para abastecer a la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA).

LEÉR MÁS  Macri y Lagarde compartieron una mesa en la cena de gala del Global Citizen Award

También participó junto a Industria y Economía del Plan Sustenta, que acerca a firmas del país a las demandas tecnológicas de YPF.

Según el subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del MinCyT, Fernando Peirano, en 2013 se trabajará principalmente en electrónica aplicada a la industria.

Herramientas de financiamiento

Las pymes cuentan con varias herramientas de crédito para sustituir importaciones. La Secretaría Pyme ofrece financiamiento para poner en marcha o potenciar inversiones junto a entidades financieras.

El programa Fonapyme otorga créditos para la compra de bienes de capital, construcción o instalaciones por hasta $1,5 millones a una tasa de 9% fija en pesos y admite hasta siete años de plazo con uno de gracia para la amortización del capital.

Para las inversiones más grandes, el Fondo Productivo del Bicentenario brinda créditos para empresas sin montos máximos para los préstamos, con una tasa de interés fija y en pesos de 9,9% y cinco años de plazo.

Por su parte, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, dependiente del MinCyT, ofrece distintos tipos de financiamiento a través de sus cuatro instrumentos: Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica, Fondo Tecnológico Argentino, Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (Fonsoft) y Fondo Argentino Sectorial (Fonarsec).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here