El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, firmó el viernes la primera resolución secreta para cercar económicamente a Jorge Raúl Vildoza, segundo jefe de la ESMA entre 1976 y 1980 y acusado de apropiarse de un menor nacido en cautiverio junto a su esposa, detenida hace dos meses en su casa de Acassuso. Según pudo confirmar BAE por fuentes judiciales, el funcionario hará lo propio entre hoy y mañana con una veintena de prófugos que incluye a otros represores del ”núcleo ESMA”, del Vto cuerpo del Ejército y del ”circuito Camps”.

Por Alejandro Bercovich para BAE

El congelamiento de bienes dictado el viernes (con prohibición de cualquier compra, venta o transferencia durante seis meses) afecta a Jorge Ernesto Vildoza, Rodolfo Fernando Giromini y la firma American Data S.A., dedicada a los juegos de azar pero utilizada como presunta pantalla para lavar fondos apropiados de secuestrados y desaparecidos y solventar los gastos de todos los prófugos del ”núcleo ESMA”. Luego de la detención en julio último de Ana María Grimaldos, esposa de Vildoza, la investigación siguió por el hijo biológico de ambos, Jorge Ernesto, presidente de American Data. También por Giromini, yerno del represor y vicepresidente de la firma.

LEÉR MÁS  Nueva fractura en el PJ mendocino: Félix se desliga del pacto entre Cornejo y el Kirchnerismo

El listado de prófugos sobre los cuales avanzará ahora Sbattella incluye entre otros a Aldo Mario Alvarez, ex jefe del inteligencia del Vto Cuerpo del Ejército en Bahía Blanca, a Roberto Oscar González, Pedro Osvaldo Salvia y Juan Carlos Linarez (ex ESMA), a Juan Carlos Vázquez Sarmiento, ex piloto de la Fuerza Aérea que se apropió de un hijo de desaparecidos, al ex marino Ricardo Joaquín Molina (que actuó en la base de Puerto Belgrano), y a los ex militares Jorge Héctor Vidal y Ricardo Von Kyaw, cercanos al fallecido jefe de la Policía Bonaerense durante la dictadura, Ramón Camps.

LEÉR MÁS  Gracias a la intervención de Fernández Sagasti Cornejo logró un acuerdo con el PJ

La UIF dio un salto en la investigación a partir de la sanción de la ley 26.734, conocida como ”ley antiterrorista”. La norma, aprobada por el Congreso en diciembre último y reglamentada a mediados de este año, generó protestas de sindicatos, partidos de izquierda y organismos de derechos humanos que criticaron la vaguedad con la que definió los delitos asociados al terrorismo, para los cuales elevó sensiblemente las penas. Pero a la vez, la norma facultó a la UIF para exigir información a inmobiliarias, bancos, escribanías y financieras sobre personas sospechadas de haber incurrido en prácticas terroristas, incluyendo al terrorismo de Estado. También para ”congelar” bienes dando inmediato aviso al juez que siga la causa. En el caso de Vildoza, el magistrado es Norberto Oyarbide.

La ley define que las inmobiliarias, los registros de la propiedad y las entidades financieras son ”sujetos obligados” a entregarle a la UIF toda la información que requiera sobre los movimientos de los sospechosos de esas actividades terroristas y sus personas allegadas. De esos ”sujetos obligados”, Sbattella recibió la semana pasada datos sorprendentes. Uno de los ex militares prófugos, por ejemplo, presentó en los últimos años varias declaraciones juradas de Bienes Personales a su nombre y hasta compró dólares hace pocas semanas, a precio oficial y pese a las restricciones cambiarias.

LEÉR MÁS  Para Carmona, el acuerdo por la Reforma es el retroceso más grave desde 1983

La figura de ”financiación del terrorismo”, incluida en el Código Penal por la ley de diciembre último, permitió ampliar la investigación a sus familias y allegados. Así cayó American Data S.A., a la que en las próximas horas se sumarían varias compañías más. Los datos preliminares confirman la sospecha judicial de que los represores montaron un circuito de lavado de activos robados a los secuestrados y desaparecidos, gracias al cual se mantuvieron prófugos durante todos estos años. Por tratarse de delitos de lesa humanidad, ninguno prescribió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here