”No se puede regar como se regaba, porque no tenemos la misma cantidad de agua y la situación de un cuarto año consecutivo de emergencia hídrica, nos indica que tenemos que trabajar en nuevos grados de eficiencia para optimizar el uso del recurso”, así se expresaba el superintendente de Irrigación, José Luis Álvarez, al anunciar el pronóstico Agua 2013-2014. Nuevamente los ríos de Mendoza, transportarán un volumen de agua que no superará la media histórica, esto debido a las escasas nevadas caídas hasta setiembre de este año. Con un pronóstico de escurrimientos para la temporada 2013-2014, que según los técnicos de Irrigación, repetirá las condiciones del período 2012-2013, se solicitará al gobernador de la provincia, Francisco Pérez, la inmediata declaración de la Emergencia Hídrica, el cuarto consecutivo que tendrá Mendoza.

En la mayoría de los ríos provinciales, las mediciones de nieve evidenciaron que se está a un 50% de los valores medios históricos. Datos que en palabras del superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez, ”demuestran que inevitablemente, los mendocinos debemos asumir el desierto”.

8 Medidas para la Emergencia

Ante un nuevo período de emergencia hídrica, Irrigación determinó 8 medidas iniciales contra la emergencia hídrica. La primera de ellas es el inmediato decreto que se pedirá firme el Gobernador, declarando la emergencia hídrica. La segunda es el ”Monitoreo Focalizado en la Distribución del Agua”, lo que implicará guardias especiales de ”agua en la calle”, brigada de reparación de canales, y penalización por desbordes y mal uso del agua. La tercera medida, será la ”Ampliación de Medición de Caudales en toda la Red Hídrica”, lo que sumará nuevos puntos de medición en la red y la instalación de cámaras en puntos críticos del sistema. El cuarto punto destacado, será la ”Priorización de la Entrega de Agua a la Producción”, esto implica la no renovación de permisos temporarios y turnos alternados de riego para usos no agrícolas.

LEÉR MÁS  Ampliarán una denuncia contra Paco Pérez y Celso Jaque por fraude al Estado

Las restantes cuatro medidas, son la ”Flexibilización de la Distribución”, donde se destaca el Plan 10.000 compuertas, lo cuál determina un cambio del sistema de distribución, hacia uno más flexible. También la adecuación de cuadros de turnos y el refuerzo de la dotación superficial con agua subterránea, a través de las Inspecciones de Cauce. La quinta medida, guardará relación con la ”Capacitación de Riego Intrafinca”, lo que conlleva un asesoramiento a productores para el rendimiento de agua en sus propiedades. La sexta se constituye en una campaña de comunicación integral y se denomina ”Asumir el Desierto”, lo que implica transmitir el concepto que la sequía de ayer es el clima de hoy. También promover en los medios de comunicación, la difusión de los caudales diarios y niveles de embalse. A eso se sumará la campaña de comunicación Mendoza es un desierto (AGUA + RSD residuos es = a menos agua).

La última de las medidas, será la ”Adecuación del Plan de Obras 2014 al Cambio Climático”, se trabajará así en balsas de regulación en la red hídrica, reservorios para grupos de productores e impermeabilizaciones en lugares críticos de la red, lo mismo que el uso de nueva técnicas y materiales.

LEÉR MÁS  El Gobierno y la Corte Suprema decidieron que las escuchas sigan en la justicia

Poca Nieve, Poca Agua

Año a año, el Departamento General de Irrigación en base a los datos que toman sus estaciones nivológicas (ubicadas en puntos estratégicos de las cuencas hídricas), elabora su pronóstico de escurrimiento de agua. La medición de la nieve, se espera a realizarla hasta incluso principios de setiembre, como ocurrió durante el transcurso de 2013, que ocurrieron nevadas tardías.

En el norte mendocino, más precisamente en estaciones ubicadas en la cuenca del río Mendoza, los datos tomados por ejemplo en la estación Horcones, mostraron un promedio entre las nieves sucedidas en 2012 y 2013, de 150 mm (equivalente de nieve en agua). Mientras que el promedio histórico en esa estación, es de 360 mm. Se presenta en esta cuenca, una situación similar a la ocurrida en 2012, con niveles de nieve por debajo de la media histórica.

En la zona centro, cuenca del río Tunuyán y Diamante, una de sus estaciones más representativas como es la de Palomares, muestra que las nevadas fueron menores a las ocurridas en 2012, cuando ya se advertía se encontraban por debajo de la media histórica. Los datos de Palomares arrojaron que la nieve caída en 2013 es de 220mm, inferior a los 290 mm de 2012 y muy lejana a los 450 mm, que marca el promedio histórico.

Respecto a la zona sur, cuenca de los ríos Atuel, Malargüe y Grande, repiten valores muy por debajo de la media histórica. Allí la estación ubicada en Valle Hermoso, determinó que el promedio de nevadas entre 2012 y 2013, es de 310 mm, valor que comparado con los 650 mm de su media histórica, muestra claramente que se incluso por debajo del 50% del promedio histórico.

LEÉR MÁS  Para Carmona, el acuerdo por la Reforma es el retroceso más grave desde 1983

Pronóstico Caudales 2013-2014: Derrames entre pobres y secos

Evaluada la cantidad de nieve caída y confeccionado el pronóstico de escurrimientos hídricos, el año hidrológico que se presentará en los ríos, variará entre la consideración de ”seco” y ”pobre”. Considerándose ”seco” a los valores de derrame por debajo del 65% del valor promedio histórico. En cambio será ”pobre” cuando el derrame esté entre el 65% y 85%, por debajo de la media histórica.

Es importante destacar, que en ningún caso la emergencia hídrica guardará relación, con la entrega de agua para el uso poblacional, dado que la misma tiene un abastecimiento asegurado legalmente por la ley de aguas. En este sentido, Irrigación siempre ha cumplido con el requerimiento demandado para este uso y ha debido ajustar el resto de los sectores a los que se les entrega el agua, especialmente el agrícola, que es el de mayor demanda.

”Es vital que toda Mendoza nos acompañe, desde sus pequeñas acciones, en cuidar el agua, no derrocharla ni contaminarla. Los mendocinos tenemos que asumir que vivimos en un desierto. El compromiso institucional reflejado en el Plan Agua 2020 y en las medidas que tomaremos específicamente ante el cuarto año consecutivo de Emergencia Hídrica, estará completamente abocado a realizar profundas y permanentes acciones, que aseguren una mayor eficiencia hídrica”, decía el superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here