Ambientalistas de Tunuyán piden un Plan de Manejo para la reserva del Manzano

“La Reserva Portillo-Piuquenes no se toca”, decía un cartel que un ambientalista había llevado en vista de que se avecina una nueva lucha medioambiental. El logro de la ampliación del área protegida Manzano Histórico marcó en el año 2012 un gran momento en la historia de Tunuyán y del Valle de Uco. La ampliación de la Reserva implicó sumar más territorio de la cordillera en Tunuyán, San Carlos y Tupungato como área natural protegida del Manzano Histórico.

El área natural protegida Manzano-Portillo Piuquenes elevó a 314.600 el número de hectáreas que deben ser preservadas. Según la ley provincial 8400, la zona es una reserva de uso múltiple y, a la vez, una reserva natural recreativa, que protege al ecosistema alto andino, ambientes glaciarios y aguas puras.

Tras varias luchas, en las que se pusieron de acuerdo los vecinos autonconvocados de Tunuyán, medios de comunicación, e incluso, legisladores y funcionarios de diferentes partidos políticos, se aprobó la ley de ampliación de la Reserva en el año 2012. Para marcar el hito, el municipio local organizó una gran cabalgata sanmartiniana, encabezada por el intendente Martín Aveiro, celebrando la ampliación del área.

Sin embargo, el tiempo pasó y este patrimonio de todos los valletanos se encuentra en una situación compleja. Según explicaron los vecinos que se autoconvocaron hace unos días en la plaza departamental de Tunuyán, nunca se efectuó un Plan de Manejo de la misma, “y para peor, un privado construye sin las autorizaciones correspondientes de Medioambiente de la provincia y de Irrigación”, expresaron los vecinos. A lo que agregaron que estarán en lucha cada vez que “se vean burladas las leyes ambientales”.

De acuerdo a lo que consideraron y expusieron en la asamblea, no es una oposición que hacen al desarrollo o a la explotación del lugar, sino que se trata de bregar porque se respeten las leyes medioambientales. “Nosotros tenemos posturas particulares, por ejemplo en mí caso no quiero que se construya una pista de esquí sobre dos glaciares, y en este punto digo que los glaciares por ley nacional no se pueden tocar. Pero eso no implica que nos opongamos al crecimiento, sino que pedimos que éste se realice respetando las leyes y cuidando el medioambiente”, expresó una joven ambientalista.

Los vecinos agregaron que el privado que se encuentra construyendo sobre la reserva “no tiene autorización del Área de Medioambiente de la provincia porque no ha efectuado el informe de impacto ambiental correspondiente”.

Y en este punto los vecinos manifestaron que para lograr un desarrollo sostenible del espacio, es imperioso la realización de un Plan de Manejo. Esta figura jurídica se ejecuta cada vez que se declara un área ambiental en Reserva, y contempla la planificación territorial de la zona protegida,  lo que permite, entre otras medidas, contar con un cuerpo de guardaparques.

fuente: El Cuco digital

LEÉR MÁS  Las causas que Cristina acumula en la Justicia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here