Alberto Fernández en el plenario de la CGT en calle Azopardo

El plenario de secretarios generales de la CGT recibió a Alberto Fernández para conocer precisiones sobre el «pacto social» que busca impulsar el presidente electo, en medio de la interna que atraviesa la central obrera en la búsqueda de una posible unidad. “Este día es posible porque nos unimos, todos hicimos el esfuerzo de tratar de acercarnos al otro, el triunfo es fruto de la unidad”, comenzó en esa línea el presidente electo Alberto Fernández al tomar la palabra y afirmó que «el movimiento obrero organizado es parte del gobierno que se va a instalar en la Argentina a partir del 10 de diciembre”.

El presidente electo, llegó a la sede de la CGT que fuera el lugar desde donde realizaba sus acciones Eva Duarte, acompañado del bancario Sergio Palazzo y con el gobernador electo por Buenos Aires, Axel Kicilloff

Fernández le agradeció a todos los presentes y sobre todo al “enorme gesto” de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner “porque comprendió que con ella no alcanzaba pero que sin ella era imposible”. También recordó que en esa misma casa Juan Domingo Perón llamó a un pacto social, una idea que impulsa para su gobierno. “La Argentina necesita volver a ponerse de pie. Nos han dejado muy lastimados. Todos sabemos cómo se ha degradado la economía argentina y como se ha degradado el trabajo y la educación”, dijo

LEÉR MÁS  La campeona panamericana de mountain bike es Mendocina

En este sentido, el presidente electo afirmó que para poder salir “de semejante degradación” es necesario “que estemos juntos y que trabajemos codo a codo”. También sostuvo que en la Argentina que se viene es la Argentina “del respeto, de respetar al que piensa distinto y pedirle que nos ayude”, afirmó.

Fernández también prometió recuperar el papel protagónico de la educación, la ciencia y la tecnología. “Vamos a darle a la educación pública el lugar que se merecen, vamos a darle a nuestros científicos el lugar que se merecen y vamos a poner el desarrollo tecnológico en el centro para caminar hacia el futuro”, aseguró para luego proponerles a los dirigentes gremiales convertir el edificio de la CGT en un centro de capacitación para los trabajadores. “Para que los jóvenes tengan un lugar en el futuro”, propuso.

Fernández había llega a la sede de la CGT de la calle Azopardo pasadas las 11, donde ya estaban presentes dirigentes gremiales, intendentes y gobernadores. Del encuentro participaron los referentes de los distintos grupos cegetistas, entre ellos los que permanecen dentro de la conducción («gordos» e independientes» de los grandes gremios y los del transporte que integran la CATT), como también los que se alejaron (moyanismo, Corriente Federal y el MASA).

LEÉR MÁS  México da asilo a Evo Morales y la CIDH pide que termine la escalada violenta

“Es un honor tener al compañero presidente electo en la casa de los trabajadores”, dijo Carlos Acuña, secretario general de la CGT y el primero en tomar la palabra. Para Acuña, la reunión en curso, con la presencia de todos los sectores del movimiento obrero, representa una “clara demostración de madurez” por la situación que atraviesa el país, fruto de las políticas de Cambiemos. “Hemos dejado todo de lado para trabajar juntos. Ahora viene otra etapa, la más difícil, en la que vamos a seguir más unidos que nunca, para poder sacar al país adelante”, agregó.

Entre los presentes estuvieron Hugo Moyano, del Sindicato de Choferes de Camiones; Omar Plaini, del Sindicato de Canillitas; Pablo Biró, de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA); Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); y Omar Viviani, del Sindicato de Peones de Taxi.

Moyano ingresó directamente a la cochera del edificio acompañado por Plaini y el diputado nacional electo y futuro presidente de la Cámara baja, Sergio Massa. También llegaron a la sede de la CGT algunos intendentes bonaerenses, como el de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here