En los días que lleva como presidente electo Donald Trump moderó el tono de varias de sus propuestas, incluidas las que sus seguidores tomaron como bandera como derogar por completo el sistema de salud impulsado por el presidente Barack Obama, la construcción de un muro en la frontera con México y pretender que ese país lo financie, así como la “persecución judicial hasta meter presa” a su ex adversaria, Hillary Clinton.
Así lo hizo saber ayer el propio Trump en una entrevista con The Wall Street Journal. En ella, adelantó que no va a eliminar “totalmente” el plan de salud y que, por ahora, no piensa ordenar una investigación sobre Clinton. Por su parte, Newt Gingrich, dirigente republicano y asesor del presidente electo, echó dudas también sobre el muro.
Trump ya cambió el discurso respecto de una de sus promesas clave: la “total eliminación” del plan de salud creado por el presidente Barack Obama, conocido como el “Obamacare”. “Estoy viendo de dejar algunas partes en pie, porque algunas son muy importantes”, reconoció. Entre ellas, mencionó la norma que prohíbe a las aseguradoras rechazar a un paciente que tenga una enfermedad preexistente. “Eso es algo que me parece acertado”, dijo el ayer el presidente electo, contradiciendo al candidato que fue hasta el martes.
Lo mismo puede decirse de su promesa de “meter presa a Hillary Clinton”.
“No es algo en lo que haya pensado demasiado, porque quiero resolver los temas de salud, empleo, control de fronteras y reforma fiscal”, dijo al The Wall Street Journal.
También parece ir perdiendo aire con las horas su alardeada promesa de “prohibir la entrada a todos los musulmanes” por seguridad.
LEÉR MÁS  En un clima tenso, Cambiemos buscará convertir en ley la reforma previsional

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here