Cuatro inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que se desplazaban en un vehículo por la Ruta 130 luego de llevar a cabo una serie de operativos de rutina en comercios de Villa Elisa, en Entre Ríos, fueron perseguidos y atacados a balazos, en un hecho que por milagro no produjo heridos ni víctimas fatales, según relataron fuentes cercanas a la investigación.Tras el episodio, la policía allanó el domicilio particular de Sebastián Eduardo Fagundez, un conocido productor y contratista rural de la zona, donde encontró armas de fuego, entre otras pruebas. A pesar de ello, por el momento la justicia no ordenó su detención.

El hecho comenzó a gestarse el sábado por la noche. Los inspectores de la AFIP realizaban operativos de rutina en comercios de comida y hoteles de Villa Elisa, localidad ubicada a unos 200 kilómetros al este de Paraná. Dos de esos controles –los llevados a cabo en los locales de comida Valentín y More– son los que habrían enfurecido al agresor, en tanto los uniría una relación de amistad con sus dueños.

Según la denuncia, tras una breve persecución, el auto en que se dirigían los empleados de la AFIP fue interceptado a la altura del kilómetro 11 de la Ruta 130 por una camioneta Toyota Hilux, desde la cual partieron 23 disparos. ”Son 23 impactos, algunos hechos con escopeta, con munición gruesa de alto calibre. Además de perforar la chapa, también perforó un maletín de los inspectores con los papeles que tenía adentro”, comentó a este diario Daniel Tortore, director regional de la AFIP en Paraná.

Tras el episodio, y en base a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad ubicadas en los comercios y a la denuncia efectuada por las víctimas, la policía provincial allanó la casa del presunto agresor, donde encontró armas de alto poder de fuego. Según informó la AFIP a través de un comunicado, la policía también encontró rastros de pólvora en el vehículo.

A pesar de las pruebas del ataque, el fiscal de turno Juan Sebastián Blanc dejó en libertad al agresor al considerar que no había elementos suficientes para ordenar su detención.

”Encontramos cuatro armas de fuego, entre ellas una escopeta calibre 12/70. A partir de ahí se le comunicó al fiscal, quien dispuso que no permanezca detenido. No quedó detenido porque, según la manifestación del fiscal, los elementos que se habían recolectado no eran suficientes para detener a la persona”, explicó el subjefe departamental de Colón, Mario Leiva, a medios locales.

El presunto autor material del atentado es Sebastián Eduardo Fagundez, de 39 años, productor y contratista rural de la zona. Los empleados de la AFIP reconocieron a una camioneta de su propiedad como el vehículo presente en la persecución y posterior agresión. Tras el ataque, el conductor se dio a la fuga.

Cabe destacar que, con excepción de los allanamientos ordenados por la justicia, los agentes de la AFIP no suelen ser acompañados por fuerza de seguridad alguna durante los operativos.

Por su parte, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, repudió la agresión, a la cual calificó como un episodio ”cobarde e inusitado”. A través de un comunicado, el mandatario provincial manifestó su ”satisfacción por el esclarecimiento inmediato del grave hecho” y exhortó a la justicia a que ”castigue al autor de un hecho sin precedentes”.  «

El fiscal de Instrucción de la ciudad de Colón, Juan Sebastián Blanc, informó que en las últimas horas fue allanado el domicilio del productor agropecuario Sebastián Fagundes, que ayer estuvo detenido y fue indagado por el ataque a tiros a una camioneta de la AFIP, pero recuperó su libertad.

El fiscal aseguró en declaraciones al canal C5N que aún no pudieron identificar al supuesto agresor y sostuvo además que en función de ”la primera evidencia” la calificación que corresponde al hecho es ”abuso de arma de fuego” e ”intimidación”. ”Podrían haber tirado a los vidrios o a las gomas y hacer un desastre”, reflexionó.

En el allanamiento, según precisó Blanc, la policía incautó una camioneta marca Duster, de similares características a la señalada por las víctimas, y encontró cuatro armas de portación legal, que serán peritadas para saber si fueron las que se utilizaron durante el ataque.

Registros de cámaras de seguridad de Villa Elisa muestran cómo una camioneta blanca sale a la ruta segundos después que el auto de los inspectores de la AFIP, por lo que se cree que el vehículo retenido sería el utilizado por el agresor.

Tras el ataque, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, requirió datos a su par entrerriano para monitorear de cerca la situación y dispuso que el organismo se convierta en querellante en la causa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here