El fiscal federal Carlos Stornelli impulsó hoy la denuncia del interventor de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación, Agústín Garzón, contra el desplazado titular del organismo Martín Sabbatella, por mantenerse en el cargo a pesar de haber sido removido mediante un decreto dictado por el presidente Mauricio Macri.

Stornelli emitió un dictamen en el que imputó al funcionario por inclumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en los términos del artículo 180 del Código Procesal Penal, y pidió el allanamiento de la sede de la AFSCA.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

Al mismo tiempo, el fiscal le solicitó al juez de la causa, Julián Ercolini, que garantice el orden público en las oficinas del organismo encargado de la aplicación de la Ley de Servicios Audiovisuales y que resguarde la integridad de los bienes públicos.

Stornelli, el fiscal macrista

El estrecho vínculo entre el fiscal que imputó a Sabbatella y el presidente Mauricio Macri no es un secreto: en varias elecciones se lo pudo ver en el búnker del PRO. Quiso ser presidente de Boca, aunque terminó siendo jefe de Seguridad Deportiva del club, a pesar de las denuncias por sus presuntos vínculos con la barrabrava, por su amistad íntima con el presidente xeneize y operador judicial del macrismo, Daniel Angelici.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here