El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, dejó en claro que una de las cruzadas del organismo es por la bancarización del comercio, al tiempo que apuntó al mejor manejo del “big data” para detectar inconsistencias en las declaraciones de los contribuyentes.
“A fin de este año no va a haber un comercio, ni un profesional, ni ningún actor económico que no acepte tarjetas de débito cuando le quiera pagar un cliente”, dio por hecho Abad en un evento realizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño.
El administrador apuntó que el uso de efectivo “es la mejor plataforma para evadir”, y dijo que, por eso, el esfuerzo del organismo que dirige está relacionado a la bancarización de la economía.
En esa línea inscribió las medidas se aplicarán incluso con los monotributistas, quienes no podrán pagar más en efectivo la cuota del régimen simplificado.
Según indica el Cronista Comercial, en su exposición, resaltó además el papel cada vez más preponderante que tendrá la tecnología en el análisis de datos para detectar inconsistencias por parte de los contribuyentes.
“Tenemos que aprender de ‘los Google’, de los que manejan toda esa gigantesca información (big data), para poder sacar conclusiones inteligentes”, apuntó.
Según adelantó, el organismo de recaudación usará nuevos software para analizar toda la información que posee y detectar posibles evasores, en lugar de que eso lo hagan inspectores. “El rol del observador lo debe asumir un software”, advirtió.
LEÉR MÁS  El PJ mendocino sufre una nueva fractura

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here